Una visión arqueológica mañana para cerrar las charlas sobre la villa

J.A.M.BERGARA.

Mañana desde las 19.00 horas en la segunda planta de Irizar Jauregia se ofrece la última conferencia del ciclo que persigue aportar luz sobre la historia del municipio y que es la segunda entrega del programa abierto con motivo del 750 aniversario de la Carta Puebla que se recordó durante 2018.

En esta ocasión será el arqueólogo Iosu Etxazarraga el que abordará el tema en la conferencia en euskera 'Bergara. Villanueva izan aurretik: lurraldearen antolaketa Goi Erdi Aroan'.

Etxezarraga dirigió de mayo a julio del pasado año el equipo de investigación arqueológica que busca la presencia y evolución de los bergareses en San Miguel de Aritzeta, que fue uno de los primeros asentamientos de los futuros vecinos de la villa. La primera vez que aparece información sobre la ermita de San Miguel de Aritzeta es en 1050, año en el que todavía el núcleo formaba parte del Reino de Navarra. Es entonces cuando un bergarés llamado Sancho donó manzanales y tierras próximas a la ermita, como consta en un documento del Monasterio de San Juan de la Peña (Huesca).

Tirando del hilo que deja la pista, Etxezarraga y su equipo apuntaron un «conocimiento de la posible existencia de dos aldeas altomedievales en San Miguel y Parteitti».