Tamborrada y concierto con sabor a despedida

«Espero que podamos desfilar con la Tamborrada porque los tres últimos años hemos tenido que tocar en los bajos del Ayuntamiento por la lluvia», apunta en vísperas del festejo el director de la Banda, Alfredo Gz. Chirlaque, que hoy tendrá la última oportunidad de dirigir la formación musical entre centenares de tambores porque a la vuelta de la esquina le espera la jubilación antes de los sanmartines de 2019. Después de 32 años marcando la pauta musical de las marchas, Nagasaki y el himno en la comitiva, ha llegado el momento del adiós: «llevo 53 años con estas piezas desde que debuté como miembro de la Banda con nueve años y desde 1987 en la dirección. Será una noche muy especial para mí, igual que el concierto de la Banda del domingo. Son dos de las citas más importantes para cualquier bergarés y les tenemos mucho cariño tanto los músicos como el público». Como historia viva de la tradición musical mahonera, recuerda que se cumplen los 50 años del estreno de 'Nagasaki 1957'. Partitura que sonará esta noche en la Plaza y lleva firma de su padre Miguel Gz. Bastida. La pieza también forma parte del concierto de mañana, desde las 12.30 horas en la Plaza. Se interpretará a mitad de un programa que abren con el pasodoble autoría del director 'Añoranza' que está dedicado a su madre, detrás la obertura 'Poeta y aldeano' de Suppé, después de los ritmos nipones seguirán con la 'Euskal estanpa' San Martin que compuso su progenitor, y cierran la audición con la adaptación para fiscorno, Mikel Maniega como solista, y Banda de la pieza 'Solo Bossa' de Schwarz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos