El sábado, manifestación comarcal de jubilados y pensionistas

Convocantes. Los portavoces invitaron a la participación después de dar lectura a sus demandas. /  MIGURA
Convocantes. Los portavoces invitaron a la participación después de dar lectura a sus demandas. / MIGURA

Partirá a las 12 horas de la Plaza para reiterar su petición de unas pensiones dignas | Los convocantes destacan que las movilizaciones han logrado que sus demandas entren en la agenda política

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Pensionistas y jubilados de Debagoiena están llamados a manifestarse el sábado en Bergara para pedir otra vez en la calle las mejoras que han reivindicado desde que el pasado 15 enero iniciaran las concentraciones y protestas contra la subida del 0,25%. Una movilización que les ha dado protagonismo y permitido incluir la demanda de unas pensiones dignas en la agenda política de los partidos políticos, como recordaron en la tarde del martes durante la presentación de la protesta.

Bergarako Jubilatu eta Pentsiodunen Asanblada invita a la participación a nivel comarcal, no sólo a pensionistas y jubilados, también a «jóvenes, trabajadores, viudas, sindicalistas, feministas, deportistas y demás colectivos».

La protesta partirá a las 12.00 horas desde la plaza San Martín para cubrir un recorrido por el centro y concluir, probablemente, en la plaza Munibe junto a la de San Martín, ocupada parcialmente por el mercadillo.

El colectivo considera necesario seguir con las movilizaciones para lograr una actualización automática con el IPC, además de que «se derogue el factor de sostenibilidad de las pensiones y no sólo se aplace cuatro años, se devuelva lo perdido desde 2011, y las pensiones mínimas se establezcan en 1.080 euros como recoge la Carta Social Europea», apuntaron en la lectura de su comunicado, que también anima primero a reducir y después eliminar la brecha de género de las pensiones, o que se garantice la financiación de la Seguridad Social con el presupuesto general del Estado «complementando los ingresos con cotizaciones y no con préstamos que endeuden a la Seguridad Social y suponen la base para una reforma futura».

Apuestan de un forma nítida por el sistema de solidaridad social que inspira a la Seguridad Social por lo que reclaman una reforma integral que vaya ligada a la reforma laboral y otra fiscal, «imprescindible para que nuestro sistema sea sostenible a largo plazo y universal».

En una clave más próxima, apuestan por un sistema de protección y seguridad social para la comunidad autónoma, y «pedimos al Gobierno Vasco que complemente las pensiones más bajas para llegar a 1.080 euros hasta conseguir la transferencia integral de la seguridad social».

El colectivo señala que el acuerdo prespuestario entre PP y PNV recoge un incremento del 1,6% de las pensiones en 2018 y el IPC en 2019, el retraso en cuatro años del factor sostenibilidad y amplia la base reguladora en viudedad al 56% este año y 60% en el 2019, «decían que no había dinero, ¿de dónde ha salido?». A pesar de algunos logros, ven la necesidad de seguir activos ya que «en la comunidad autónoma 192.000 personas reciben pensiones por debajo de 700 euros al mes, la mayoría mujeres, y 310.000 están por debajo de 1.100 euros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos