La romería de San Martzial vacía mañana las calles del municipio

Mediodía. El tradicional aurresku y la soka dantza, con presencia de corporativos y vecinos, en el anfiteatro natural de la campa. / MIGURA
Mediodía. El tradicional aurresku y la soka dantza, con presencia de corporativos y vecinos, en el anfiteatro natural de la campa. / MIGURA

Un encuentro festivo que abren y cierran las comitivas musicales con la subida a las 9.30 horas y bajada a las 21 horas

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Todo está listo para la gran peregrinación festiva de mañana a las campas de San Martzial. Familias, grupos y sobre todo cuadrillas cierran las compras y los medios de transporte para acudir a la 'reina' de las romerías bergaresas, y probablemente la única que reproduzca actualizadas estampas que ya se daban hace más de un siglo.

En la víspera toca recoger las mesas esta tarde a las 17.00 a 20.00 horas junto a la cantina.

Una alborada con los dulzaineros de Lizarra, los trikitilaris de Zumarraga, Bergarako Txistulari Banda y la txaranga Los Incansables pone en marcha mañana, a las 9.30 horas, la romería de San Martzial.

A las 10.00 horas, la subida a San Martzial del 'gurdi' con la barrica de vino que se distribuirá gratuitamente y ha sido donada este año por Atxega, dentro de la alternancia con los otros dos distribuidores locales. No se servirá vino a menores de 18 años.

A las 11.00 horas, se oficiará la misa en la ermita, y a las 12.00, actuarán los bertsolaris con Sebastián Lizaso y Madalen Arzallus.

Después, aurresku y soka dantza. Abre la comitiva el aurresku y cierra la cuerda el atzekoa. El primero y el último ejecutarán el aurresku y autorizarán a bailar a los ediles tras hacerles pasar por el arco. Sacarán a espectadores, a los que dedicarán las piezas, ejecutarán también el desafío y el zortziko, y bailarán, uno a uno, la azeri dantza, después cerrarán con el fandango y el arin-arin.

A unos metros, junto a la cantina, llega la oportunidad de cantar canciones populares.

La comida es un paréntesis para el programa pero no para la fiesta. A las 15.30 horas, llegan los juegos infantiles, a las 17.00 las pruebas de txingas y la soka-tira con inscripción abierta desde las 16.15 horas. Los equipos de soka tira estarán formados por ocho personas mayores de 16 años. Entre una y otra, el concurso de irrintzis.

La animación de la romería correrá a cargo de Obanauke, y desde las 19.30 horas, Incansables, los trikitilaris de Zumarraga y detrás Larrain Dantza con los dulzaineros de Lizarra.

A las 21.00 horas, se lanza el chupinazo para la bajada en compañía de los txistularis, dulzaineros, trikitilaris y txaranga hasta la Plaza de la villa. En el trayecto, dos paradas para bailar el fandango y el arin arin a la altura de Askatzu y Santa Marina.

Movilidad y respeto al medio

Los coches que suban hasta la campa tendrán que descender a la villa por el circuito que se preparó en 1991 para el Kilometroak, por Zurra.

El servicio urbano funcionará de 9.30 a 14.00 horas y de 16.00 a 20.30 horas, con salidas junto al mercado. De 10.00 a 11.00 horas, y de 21.00 a 22.00 horas, se cortará por completo al tráfico la subida del 'gurdi' y para el descenso de las cuadrillas.

Desde el Ayuntamiento se pide una sensibilidad con el medio natural de San Martzial. Recuerdan que no es un lugar destinado únicamente a la romería y que cumple una función recreativa, lo que obliga a conservar el parque.

Está prohibido allanar o modificar el suelo, retirar piedras, y hay que respetar todas las infraestructuras como vallas, muros, fuentes, paneles y juego recreativos. Exige el tratamiento con sumo cuidado de los árboles en los que no se pueden meter clavos, ni romper ramas ni realizar fuego, y respeto a los troncos muertos existentes. Incide en la necesidad de recoger todos los residuos y que se depositen en los contenedores selectivos. Habrá bolsas disponibles en las txosnas.

La jornada además de permitir disfrutar de las riquezas naturales del paraje o del antiguo nevero, permite visitar la ermita de San Martzial. Un edificio del siglo XVI de planta rectangular con una sola nave de salón. Tiene tres altares con el patrón en el central, en el izquierdo a San Francisco de Asís y en el derecho Santa Clara, y en las paredes varios cuadros del pintor local Agirreolea.

Además durante toda la fiesta estará abierta la bolera para los que se atrevan a derribar el máximo de txirlos con premios en vales de compra valorados 100, 80 y 50 euros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos