En primavera se pondrán en marcha las obras del nuevo parking subterráneo

Patio. Arquitectos Ena y los Berasategi, la alcaldesa, y la responsable de urbanismo, Letizia Alvarez/
Patio. Arquitectos Ena y los Berasategi, la alcaldesa, y la responsable de urbanismo, Letizia Alvarez

El anteproyecto incluye 86 plazas en una planta bajo el patio del Seminario | BEB Arkitektoak tendrá el proyecto definitivo listo para final de año con las aportaciones de los encuentros entre usuarios y Ayuntamiento

JUAN A. MIGURA BERGARA.

El proyecto de construcción de un estacionamiento subterráneo público bajo el patio de Real Seminario, atendiendo a una inversión prevista de 1,4 millones de euros, dispondrá para finales de año del proyecto definitivo. Calculan ejecutar la licitación en febrero e iniciar las obras en la primavera de 2019, se dedujo de la comparecencia de la alcaldesa, Elena Lete, ayer, acompañada de los arquitectos del estudio BEB (Iñaki Berasategi, Elisabeth Ena y Xabier Berasategi), que asumieron la redacción del proyecto por 34.425 euros, y ya han presentado un detallado anteproyecto.

Con este documento disponible, el Ayuntamiento abrirá un periodo de consultas con los usuarios del patio de Seminario como Aranzadi Ikastola, grupos deportivos y culturales que utilizan el recurso para que realicen aportaciones de cara a la redacción definitiva, y conozcan las afecciones de las labores.

Puntos de recarga eléctrica

El anteproyecto ya deja vislumbrar con claridad la configuración del estacionamiento subterráneo en una planta. Dispondrá finalmente de 86 plazas de rotación, de las que tres estarán habilitadas para conductores con problemas de movilidad y cuatro se destinarán a vehículos eléctricos con su sistema de recarga.

El entramado es una gran isleta central y el perímetro repletos de plazas. Presentará unas calles interiores muy amplias de 5,2 metros y los postes retranqueados en los estacionamientos para facilitar la visibilidad del conductor durante las maniobras. Cada plaza tendrá unas dimensiones de casi 14 metros cuadrados, con 5,30 metros de fondo, 2,60 de ancho, y altura mínima de 2,60 metros.

El parking tendrá dos accesos peatonales. Uno en la esquina de Ibargarai frente al cruce con Zurradero, y el otro, que además de escalera dispondrá de ascensor para garantizar la accesibilidad, en el otro extremo en diagonal cerca de la entrada de Aranzadi por el patio, junto a la zona ajardinada. Debajo se marcarán las plazas de estacionamiento para personas con movilidad reducida.

La entrada de los vehículos se construirá en paralelo al acceso al subterráneo en marcha de Ibargarai. Se eliminará parcialmente el muro, y en la conexión con Ibargarai crearán una rotonda en forma de media luna para mejorar los movimientos de los vehículos en las entradas y salidas de los dos estacionamientos públicos.

En un futuro, el recorrido del nuevo parking será parte del acceso a los aparcamientos privados subterráneos que surgirán tras la construcción de viviendas en el bloque del antiguo Salón Novedades.

Desvío de colectores

La actuación en una planta ha obligado a aumentar la superficie del aparcamiento bajo tierra con una ocupación algo superior a los 2.200 metros cuadrados. Una decisión que obligará en la primera fase a modificar el recorrido de los dos colectores que cruzan el patio. De esta manera, la primera obra será llevar las conducciones paralelas a las fachadas de la ikastola Aranzadi y sacarlas a la calle Herri Lagunak, donde empalmarán con el colector general.

La excavación y la caja constructiva estarán a una distancia en 8,5 metros de los edificios de la ikastola. La caja interior, tras la cimentación, se montará con elementos prefabricados que ahorran dos meses de trabajos. En el lado que da contra el instituto Altuna, los dos extremos contarán con muros que se puedan eliminar en el futuro, en caso de tener necesidad de hacer crecer el subterráneo bajo los bloques del viejo instituto.

Para afrontar esta inversión el consistorio aprobó en el presupuesto 2018, aunque sólo contó con el voto favorable del gobierno, una asignación de 1,4 millones de euros para llevar adelante una actuación.

Para hacer frente a esa inversión de 1,4 millones de euros, la previsión es incrementar el endeudamiento con la petición de un crédito por un importe de 1.120.000 euros a amortizar en 15 años, y el resto procedería de la liquidez de tesorería.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos