Presentación de una guía para mejorar las relaciones por la red entre adolescentes

Portada de la guía./
Portada de la guía.

J. A. M. BERGARA.

'¿El amor es algo bonito que se controla online? La gestión virtual de las relaciones en la adolescencia vasca y peruana', es el encabezamientos de la investigación de la que ha surgido el material didáctico sobre jóvenes, relaciones y redes sociales que mañana se presenta, a las 13.00 horas en el ayuntamiento. Los promotores del trabajos son Medicus Mundi Gipuzkoa, Farapi, UPV/EHU y Movimiento Manuela Ramos de Perú.

Los objetivos principales de la investigación, realizada entre septiembre de 2016 y septiembre de 2018 en Gipuzkoa y Perú, han sido examinar la construcción de hábitos, valores y creencias relativas al amor romántico por parte de las y los adolescentes en el entorno online y, por otro, indagar en su relación con la ciberviolencia, por la amenaza que esta supone para la salud integral de adolescentes y jóvenes.

Durante todo el proceso han colaborado padres, madres y centros educativos como el instituto Ipintza, instituto e ikastola de Arrasate, Txatxilipurdi Asialdi Elkartea y varios gaztelekus. La colaboración local ha propiciado la presentación de mañana en la villa.

Como apuntan el trabajo, internet y las redes sociales «han transformado la manera en la que las personas se comunican, se relacionan e interactúan y que, además de construir un espacio donde confluyen elementos del amor romántico y la exposición de la vida personal, reproducen la desigualdad de género y el sexismo».

El trabajo ha confirmado también que son «una herramienta al servicio del amor romántico para el ejercicio del control y la perpetuación de las relaciones de poder».

Sin criminalizar las redes

Pero destacan que no hay que criminalizar la redes porque el problema no es la plataforma en sí, sino el uso negativo que puede hacerse de ellas. «La población adulta debe reconocer y aceptar que las relaciones adolescentes se construyen de otra forma a la que conocíamos, pero no por ello tiene por qué ser negativa. Deben dejar de criminalizar las redes sociales», apunta Maggie Bullen, profesora del Departamento de Filosofía de los Valores y Antropología Social de la UPV/EHU e integrante del equipo investigador.

Entre las conclusiones destaca la necesidad de reducir la brecha digital entre adolescentes y adultos para poder terminar con situaciones de control online. Como apunta Bullen, en muchas ocasiones «el control que se ejerce dentro del entorno de pareja queda invisibilizado, por lo que no se llega a identificar con violencia machista».

De la investigación ha sido financiada por la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo y la Diputación Foral de Gipuzkoa. Como resultado con el objetivo de impulsar el cambio necesario en la gestión virtual de las relaciones de pareja en la adolescencia vasca, se ha creado la guía que mañana se presenta.

Este material incluye diferentes recursos para trabajar en sesiones dirigidas a personas adultas -educadoras, madres y padres- y otras dirigidas a sesiones con adolescentes. «Pretende ser una herramienta para, partiendo de las vivencias y reflexiones personales, provocar una crisis y acompañar en la reconstrucción partiendo de valores igualitarios y de menor riesgo», destacan.