El PNV ve con preocupación la «falta de actividad» del nuevo gobierno

Balance. En el salón del batzoki las concejalas Maite Agirre, Elena Lete e Irune Galarraga./MIGURA
Balance. En el salón del batzoki las concejalas Maite Agirre, Elena Lete e Irune Galarraga. / MIGURA

Acusan a EH Bildu de falta de rumbo y «llevar adelante cosas que dejamos listas»

JUAN A. MIGURABERGARA.

«Estamos preocupados con lo que hemos visto hasta la fecha. Todavía no conocemos el plan de gobierno de EH Bildu y sólo están dando continuidad a lo que dejamos preparado nosotros. Destacan constantemente que tienen como objetivo preparar un plan estratégico, pero ni siquiera han dado los primeros pasos de este sentido y no sabemos cuándo lo van a hacer», señaló la portavoz de la oposición municipal de EAJ-PNV y exalcaldesa, Elena Lete, en una comparencia ante los medios. Un encuentro en el batzoki para un primer balance tras los cien días de cortesía que se dan con los cambios de gobierno. Junto a las ediles Maite Agirre e Irune Galarraga no escatimó en críticas al nuevo ejecutivo, destacó el objetivo de seguir trabajando desde la oposición por los proyectos que tenían en marcha y sobre los que presentaron a los ciudadanos en su programa electoral.

Poca actividad en verano

Opinan desde la formación jeltzale que a pesar de la constitución y el reparto de carteras del nuevo gobierno el 27 de junio, no se trabaja al ritmo necesario. «Constituyeron rápido las comisiones, pero no ha sido tan rápida la actividad en las comisiones. Algunas no se han celebrado hasta septiembre», y añadían, que si este funcionamiento ya es preocupante, aún es más grave que esa estructura inicial vaya cambiando sin dar estabilidad al organigrama de funcionamiento. «Es un gobierno desorientado que no toma decisiones. No sabemos cómo será la gestión de Laboratorium, está sin constituir la mesa de la convivencia, no sabemos cómo abordarán el tema de la inmatriculaciones, y no tenemos noticias del plan de movilidad, entre otras cuestiones pendientes».

Consideran desde esta formación que con EH Bildu en el gobierno se ha hecho patente la falta de transparencia «y una muy escasa relación con la oposición».

En su nuevo papel de control del gobierno, EAJ-PNV destaca su disposición a colaborar y trasmitir sus experiencias, «como lo hicimos los últimos días de nuestro mandato».

Asumen el papel de realizar aportaciones pero siempre desde la óptica de los compromisos que adquirieron con los ciudadanos y de los proyectos que se quedaron en marcha, «algunos los han culminado, y otros no». Recordaron como herencia las actuaciones desarrolladas este verano y las que están a punto de arrancar, como las mejoras en el túnel de Algodonera, el asfaltado en el industrialdea de Amillga, completar la sustitución de alumbrado por LED, la nueva dinámica del gazteleku, la programación de otoño de Seminarixoa, el convenio con BKE y el proyecto que se tendrá que encargar, los aparcamientos en la subida a San Martzial, el nuevo acceso al Instituto Miguel Altuna, la adecuación para el tiempo libre de la Estación de Arriba o el equipamiento de un almacén municipal para documentación en Artzamendi.

Parking del Seminario

Al igual que en el mandato anterior de cuatro años, Lete reiteró en esta rueda de prensa el caracter 'estrella' del parking del patio del Seminario. Recordó que lo dejaron redactado, listo para la adjudicación y con su propio estudio de movilidad preparado. «EH Bildu ha vinculado su ejecución o no a un plan general de movilidad en el que no se están dando pasos para su redacción. Entendemos que hace falta tiempo para preparar un pliego de contratación para el plan, pero hasta la fecha no sabemos qué criterios va a seguir, si habrá o no participación ciudadana, y otros aspectos. El gobierno en los dos últimos meses no ha dado un paso adelante en este tema, tampoco han marcado unas líneas maestras».

Las concejales reafirmaron que no cesarán en el empeño con sus proyectos, entre los que atañen a la cohesión social destacaron la renovación la plaza de San Martín, la renovación de las plazas Simón Arrieta y Martolo, el incremento de la red de bidegorris, o el puente entre la zona de San Lorenzo y Matxiategi, «estaban en marcha a distintos niveles».

Además, apostaron por no dejar pasar la oportunidad de crear un nuevo centro de atención a mayores en las dependencias de Boni Laskurain cuando se trasladen al nuevo centro de día, la necesidad de impulsar el empleo y las empresas, acordar un punto para entierros civiles, o equipar Arrizuriaga con el Gazte Bulegoa. A nivel patrimonial quieren reforzar Laboratorium, montar la fachada de Casa Zabala o el recorrido por la bóveda de San Pedro, entre otras actuaciones.