El parking subterráneo del Seminario tendrá noventa plazas en una planta

Parking. En esta esquina de la zona verde se levantará una de las dos salidas peatonales./MIGURA
Parking. En esta esquina de la zona verde se levantará una de las dos salidas peatonales. / MIGURA

Para ampliar la superficie a ocupar se modificará el recorrido de un colector Esperan que los trabajos arranquen en primavera, para lo que sacarán a concurso el proyecto el mes de octubre

JUAN A. MIGURABERGARA.

El proyecto del parking subterráneo del Seminario ha dado un salto cualitativo esta semana con la recepción de los informes topográficos necesarios para la redacción definitiva de un proyecto que esperan salga a concurso el mes de octubre. El objetivo es que a principios de la primavera de 2019 las máquinas puedan empezar a levantar la tierra para crear un estacionamiento en el subsuelo de una planta con capacidad para 90 vehículos en sistema de rotación (tiempo de estancia limitado) y gratuito.

Las valoraciones iniciales de dos plantas sobre menos superficie porque hay un colector que cruza el patio han quedado desechadas y han apostado por modificar el recorrido del desagüe. De esta manera, la primera obra será llevar la conducción paralela a las fachadas de la ikastola Aranzadi hasta la calle Herri Lagunak, donde descenderá para su conexión con el colector general.

Sin obstáculos aparentes, el subterráneo se realizará en una planta en todo el patio del Seminario, con la caja constructiva distante en 8,5 metros de los edificios de la ikastola. El aparcamiento dispondrá de una entrada para vehículos. Discurrirá pegada y en paralelo al muro de cierre del patio contra el actual parking público de Ibargarai. En un futuro ese recorrido será parte del acceso a los aparcamientos privados subterráneos tras la construcción de viviendas en el bloque del antiguo Salón Novedades.

El parking tendrá dos accesos peatonales. Uno en la esquina de Ibargarai frente al cruce con Zurradero, y el otro, que además de escalera dispondrá ascensor para garantizar la accesibilidad, en el otro extremo cerca de la entrada de Aranzadi por patio. Debajo se marcarán las plazas de estacionamiento para personas con movilidad reducida.

El aparcamiento tendrá una altura de 2,60 metros, plazas holgadas de 5,20 por 2,50 metros con los postes retranqueados para facilitar la maniobra de estacionamiento, y calles interiores de 5,20 metros.

La caja interior, tras la cimentación, se montará con elementos prefabricados que ahorran dos meses de trabajos, y en el lado contra el instituto Altuna los dos extremos contarán con muros que se pueden eliminar en el futuro, en caso de tener necesidad de hacer crecer el subterráneo bajo los bloques del viejo instituto Altuna.

Derribo del muro

El marco de esta actuación servirá para tirar el muro del patio del Seminario que separa con la calle Ibargarai. Una medida para integrar espacio y dar mayor anchura a la acera de esa calle. El consistorio abrirá un periodo de valoración para establecer que fórmula aplicará en sustitución del murete.

El uso del patio del Seminario para un subterráneo está recogido desde el Plan General de 2009. El actual gobierno, PNV-PSE, ha impulsado el proyecto que por el momento no tiene una cifra final de coste cerrada a la espera de la redacción final. Sí han hecho una previsión de 1,4 millones de euros, con un crédito por un importe de 1.120.000 euros a amortizar en 15 años y el resto de tesorería.

 

Fotos

Vídeos