El BKE y el nuevo gobierno, en sintonía para remodelar Agorrosin

Pista. Entre las decisiones del proyecto estará el futuro de la pista por ahora está descartada. / MIGURA
Pista. Entre las decisiones del proyecto estará el futuro de la pista por ahora está descartada. / MIGURA

En la reunión de esta semana se ha ratificado el inicio de las labores en 2021 | El convenio firmado con el anterior ejecutivo tuvo el apoyo plenario de EH Bildu, como quedó explicitado en este primer encuentro oficial

JUAN A. MIGURABERGARA.

Disponer del proyecto definitivo para la remodelación del campo de fútbol de Agorrosin en mayo del próximo año y ver a las máquinas trabajar a partir de 2021, es el calendario que quedó ratificado en la primera reunión oficial entre la directiva mahonera del BKE y el nuevo gobierno municipal. Tuvo lugar el pasado jueves durante una hora.

Como ya se había adelantado, el acuerdo de cesión de la propiedad del campo a cambio de la inversión municipal para la adecuación de las instalaciones futbolísticas y de preferencia de uso se firmó con el gobierno de PNV y PSE y tenía el respaldo de EH Bildu, que apoyó el documento en el pleno. La llegada al poder de la coalición abertzale obligaba a la directiva de fútbol a mantener un encuentro con los nuevos rectores público, que además de ratificar el objetivo de cumplir el convenio, dejaron claro que tendrán que ir de prisa porque los plazo se echan encima. La previsión es que el proyecto esté redactado en abril o mayo de 2020 y, al año siguiente, dar inicio a los trabajos.

Tanto el anterior gobierno municipal como el actual, tras la recepción de la propiedad de los terrenos, ven con buenos ojos aprovechar la redacción de nuevo proyecto para un reordenación más integral de Agorrosin Gunea, con la inclusión del campo. Esta intención, verbalizada pero sin materializar en el papel, activaría una ampliación y remodelación de las instalaciones deportivas públicas que podrían ver incrementada su capacidad, además de nueva urbanización de la zona.

Existe la necesidad

La coincidencia entre club y consistorio de llevar adelante el plan porque hay una necesidad de espacio para el fútbol, empuja a que ya este mismo septiembre llegará el momento de dar los primeros pasos en la redefinición del proyecto y marcar las prioridades de cara a sacar concurso su redacción.

En la operación de terrenos por obras e inversión, el club trasmite dos parcelas de algo más de 10.000 m2 en forma de donación, una fórmula que elude aplicaciones impositivas. Pero a la vez marca unos plazos de manera que la donación es válida para un periodo de 26 años, cuando se volvería a renovar si no hay denuncia por las partes.

Como señala el convenio, en esta primera fase a desarrollar para el 2021 ó 2023 el consistorio dedicará un millón de euros como máximo a cargo de un presupuesto plurianual, y aparte abonaría la redacción del proyecto. Se ejecutaría para 2021 si la obra cuesta menos de 800.000 euros aportados por el consistorio o el club obtiene otros 200.000 de otras instituciones, y en caso contrario sería 2023 con el abono íntegro del millón de euros por parte del Ayuntamiento.

El campo de fútbol once tendrá dimensiones oficiales de hierba artificial y contará con sistema de drenaje, cierre del perímetro, iluminación artificial, y un espacio con el mismo tipo de superficie para el entrenamiento de porteros. Además, la entidad mahonera tiene preferencia de uso de la instalación municipal con una reserva de 932 horas anuales entre partidos oficiales y entrenamientos.

Quedarían para fases posteriores la construcción de los vestuarios en la segunda, y culminarían con el graderío, oficinas y otros servicios que no tienen ni plazos ni consignación presupuestaria.

Asamblea de socios

De los movimientos de los directivos en el seguimiento del convenio, calificado en su momento de «histórico» por la vieja aspiración del club de deshacerse de unos gastos y mejorar equipamientos, y del Ayuntamiento de disponer de todas las superficies en la zona para una reordenación integral, se dio cuenta a los socios en la última asamblea general del 12 de julio.

En el encuentro, además, acordaron mantener las cuotas a los socios, mientras que aceptaron la subida de las cuotas que pagan los jugadores durante el año que van a crecer algo más del 10%. La directiva justificó la medida en que durante los últimos cuatro años las cantidades han estado congeladas, y que además han sufrido un recorte en la subvención municipal al fútbol sobre el 20%.

A nivel deportivo el balance se leyó en clave positiva y de cara a la campaña entrante siguen el criterio de su mandato, «mantener las categorías que tenemos actualmente con los mejores, y seguir trabajando para que los chicos y chicas disfruten de fútbol», apuntaron desde la directiva.

El balompié femenino es uno de los frentes donde mayor esfuerzo realiza el club, lo que ha empujado a que el partido de pretemporada de primer nivel sea entre los conjuntos femeninos de la Real Sociedad y Osasuna.

El público tendrá ocasión de animar a las blanquiazules y felicitarlas por la excelente temporada con una buena Liga y el gran logró de la victoria en la final de Copa. Y también apoyarán a las rojillas porque el conjunto está dirigido por el mahonero Mikel Bakaikoa.

El partido será el 3 de agosto desde las 11.30 horas en Agorrosin. Las entradas a 5 euros adultos y a 3 euros hasta los 18 años. La taquilla abre el 2 de agosto de 17 a 19 horas, y en la fecha del choque a las 9 horas.