Jornada sin premio para los primeros equipos del club

J.A.M.BERGARA.

La campaña ha arrancado muy cuesta arriba para el conjunto masculino de División de Honor Regional que en cuatro jornadas únicamente ha sumado un punto y se instala en la cola de la clasificación junto con Mondragón y Oiartzun, formaciones que tampoco han logrado una victoria. En esta última jornada pelearon con el campo de Unbe con Eibar-Urko pero un solitario gol armero esfumó la posibilidad de puntuar. La próxima cita del calendario les mide el sábado en Agorrosin al Euskalduna.

En el caso de las chicas de División de Honor Regional la derrota fue por 2 a 0 en el campo del Lagun Onak. De los tres partidos de la campaña tan solo disponen de un punto. Las mahoneras reciben la próxima jornada al Goierri Gorri, que todavía no ha puntuado.

El primera regional, líder

Mejor fueron las cosas para los equipos de base con victoria a domicilio del primera regional por 2 a 4, en el campo de Urki, con goles de Beristain, en dos ocasiones, Agirrezabal y Azkarate. El segundo conjunto sénior masculino es primero de su grupo con nueve puntos de tres compromisos.

Como visitante se hizo con los puntos el primera cadete masculino que logró un 0 a 4 en Arrasate con dianas de Rubén, Carmona, Zangitu y Javi Sánchez.

Tres formaciones fueron capaces de vencer en Ipintza; el juvenil de honor por 2 a 1 frente al Urola con goles de Roige y Lander; el primera juvenil por 6 a 1 ante la UDA con dos goles de Unax, más los de Arcelus, Salinero, Aitzol y Urko; y el cadete femenino A por la mínima contra el Ilintza con el gol transformado por Iosune.

Entre los que no conservaron ningún punto, además de los dos sénior de División de Honor, están el infantil de honor que perdió en Eibar por 6 a 1 con gol del honor de Ibai, y el cadete femenino B que caía por la mínima ante el Arizmendi.

Del campo de Ipintza volaron seis puntos con las derrotas del cadete de honor por 1 a 2 contra Zumaiako con gol mahonero para Zineddine, y la del infantil txiki que fue superado 2 a 3 por el Urola, y donde los goles de Alberdi y Mujika cayeron en saco roto.