Irabazi acusa al gobierno de inacción en el tema de los excrementos de perro

J. A. M. BERGARA.

El enfrentamiento entre gobierno e Irabazi tras la petición de esta última formación de un censo de ADN a los perros para mejorar la gestión en el problema de los excrementos por las calles sigue vivo. El pleno del 25 de junio desestimó el debate de la moción que presentaba Irabazi, en base a un informe que aseguraba que la legislación autonómica no permite la realización de dichas pruebas de ADN a los perros para la identificación.

Desde Irabazi apuntan que la ley dice que «la limpieza viaria es obligación del Ayuntamiento, y en cuanto a los excrementos de perro, cuya responsabilidad de recogerlos es de los dueños de dichos animales, el Ayuntamiento debe sancionar a los que incumplan», y consideran que al ser un problema, el mecanismo del ADN puede mejorar la situación. «La ley en ningún apartado prohibe que el Ayuntamiento pueda hacer un censo de ADN canino. Al contrario, dicha ley sí estipula que la corporación debe tener un censo de perros del pueblo y que todos deben llevar un chip que los identifique».

Desde la formación acusan al gobierno de inacción. «En Irabazi asumimos la responsabilidad en defensa de la ciudadanía ante estos actos incívicos, y haremos todo los posible para que se respete la convivencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos