'Mil gorros mil sonrisas' para plantar cara a las secuelas del cáncer

Convenio. María Isabel Mendizabal, Elena Lete y Maite Valle durante la firma. /  MIGURA
Convenio. María Isabel Mendizabal, Elena Lete y Maite Valle durante la firma. / MIGURA

Katxalin Elkartea regalará gorros a las pacientes que están en fase de tratamiento | El Ayuntamiento firma un convenio de colaboración con una aportación de 1.000 euros para impulsar este y otros programas

JUAN A. MIGURA BERGARA.

Las voluntarias asociadas a Katxalin Elkartea de la villa, todas luchadoras frente al cáncer, han puesto en marcha la iniciativa 'Mil gorros mil sonrisas' para entregar gorros elaboradoras con sus manos con retales de telas reciclados a mujeres que se encuentran en esa delicada fase, en lo psicológico y emocional, de la pérdida del cabello como efecto secundario de los tratamientos por quimioterapia.

Unos gorros que han empezado a diseñar con colores alegres y gusto que donan a los centros hospitalarios de Txagorritxu y Cruces. «Son los oncólogos y enfermeras y auxiliares de su equipos médicos que trabajan a diario con las enfermas los que se encargan de ofrecer el gorro a la personas», destacaba.

Esas mil piezas solidarias realizadas por unas mujeres que ya han pasado todos esos malos tragos de la enfermedad y conocen como nadie esos momentos, llevarán una etiqueta con los símbolos de Katxalin, Asociación de Mujeres Afectadas de Cáncer de Mama y Ginecológico de Gipuzkoa, y el escudo de Bergara. Este último elemento se incorpora a través del convenio de colaboración que han firmado con el consistorio, por el que las arcas municipales aportan 1.000 euros para apoyar el proyecto. Al acto protocolario de la firma acudieron la presidenta de la delegación bergaresa de Katxalin, Maite Valle, y la colaboradora María Isabel Mendizabal, que firmaron junto a la alcaldesa Elena Lete.

El colectivo mahonero se reúne en un local cedido por la parroquia en el antiguo edificio de las Siervas de María. Lleva cuatro años de actividad y dispone de un centenar de asociadas, mayoritariamente mujeres. «Somos un grupo que hemos pasado por el cáncer de mama y que nos apoyamos entre nosotras y a las que están sufriendo esta situación. Les damos un arrope. Nos reunimos a coser, participamos en actividades, acudimos a la carrera contra el cáncer, organizamos charlas y jornadas y otras actividades», apunta Maite Valle, que destaca la importancia de trabajar sobre las consecuencias físicas y psicológicas de un trance vital de este calado.

En la actualidad, Katxalin cuenta con sedes en Donostia, Bergara y Ordizia. La local es la segunda que se constituyó y aglutina a personas de la villa y de otros municipios próximos que quieren colaborar y sentir ese acompañamiento. «Somos un punto de encuentro en el que atender, escuchar, informar, animar, etc.», insistía Valle.

Si en Bergara son 100 asociadas, a nivel de Gipuzkoa suman unas 700 mujeres.

Para entrar en contacto o colaborar con el colectivo en esta campaña, en la que necesitan de manos hábiles con aguja, pueden llamar al 669 664 712 o a la sede central donostiarra 943 245 608.