Gorka Artola Alberdi elegido candidato a la alcaldía por EH Bildu

Candidato. Gorka Artola con su objetivo a la espalda. / MIGURA
Candidato. Gorka Artola con su objetivo a la espalda. / MIGURA

La asamblea ratificó el nombramiento y abre ahora la confección de la lista | Está integrado en los equipos de trabajo por áreas que detallan el programa electoral para el 26 de mayo

JUAN A. MIGURA BERGARA

«Hay posibilidades reales de alcanzar el gobierno municipal y la alcaldía con un buen proyecto de trabajo y sustento popular», son las primeras palabras del candidato de EH Bildu a alcalde de la villa, Gorka Artola Alberdi, después de ser nominado la tarde del martes como alcaldable por la asamblea de la coalición abertzale celebrada en la el salón de actos de la Uned. Llega seguro de sus posibilidades de desbancar al PNV, «en 2015 la diferencia fue de unos 300 votos». El PNV logró 3.195 apoyos y EH Bildu 2.835.

El candidato tiene muy claro que hay margen de mejora tras la experiencia que ha acumulado durante los últimos cuatro años como concejal desde los bancos de la oposición. «Creo que hay una necesidad en el pueblo de hacer las cosas mejor», y en concreto en el capítulo de participación considera que no se ha llegado a tener en consideración la opinión de los ciudadanos en la gestión municipal.

Gorka, en esta legislatura, asumió la portavocía de su grupo, ha estado un año liberado a media jornada y, desde el pasado octubre, con dedicación total, lo que le ha permitido un conocimiento detallado del trabajo municipal, «apoyados en un buen proyecto queremos responder a las necesidad de los y las bergaresas».

Aporta la juventud de sus 29 años, un temprano interés por el trabajo colectivo que le llevó a participar en el Consejo Escolar de su centro, formación como profesor que ha impartido en primaria y después en automoción en el instituto de formación profesional de Aretxabaleta, y hace cuatro año abrió su faceta pública en la política.

Actividad esta última a la que ha llegado, como apunta en su currículo, para poner en marcha las inquietudes que le han movido desde su juventud. Un periodo de voluntariado en Cruz Roja o monitor de tiempo libre, y partícipe de los movimientos sociales bergareses, «la política no es algo que ambicionara, como este nombramiento. Me han propuesto, y después de pensármelo he dicho que sí por el apoyo que he sentido en la asambleas que hemos celebrado».

Estará en cabeza de la lista como independiente «no soy afiliado a ninguno de los partidos que integran EH Bildu pero comparto el ideario», y añade, «el siguiente paso es participar de forma directa en el proceso de confección de la lista electoral. Será un equipo potente que realmente tenga capacidad de trabajo por Bergara». De la misma manera que la candidatura, ya está abierto un proceso en EH Bildu con distintas comisiones por materias para diseñar un programa realista y atractivo, «un traje a medida para Bergara», como destacó, «sobre las bases ideológicas sólidas de EH Bildu ponemos en marcha un proceso de adecuación a las necesidades de Bergara».

Durante estas primeras horas en el cargo de aspirante, Artola reconocía que ha recibido el apoyo de algunos ciudadanos.

La próxima semana, el 8 de febrero, EH Bildu abrirá una oficina electoral en Irala kalea.

A cuatro meses vista de acudir a las urnas a decidir alcaldes y concejales en una papeleta y diputados forales en la otra, sólo hay dos nombres como candidatos oficiales, el de Gorka Artola y el anunciado hace unos meses por EAJ/PNV en la persona Elena Lete.

Las otras dos formaciones con representación municipal, Irabazi y PSE-EE, todavía están en el proceso interno para la elección de sus alcaldables.