El gobierno sostiene que su gestión «ha revitalizado el municipio»

Seis de los ocho concejales jeltzales, que junto a la edil socialista, han contado con mayoría. /  MIGURA
Seis de los ocho concejales jeltzales, que junto a la edil socialista, han contado con mayoría. / MIGURA

Los jeltzales defienden el trabajo desarrollado durante este último mandato | Destacan que con gestión han respondido a situaciones imprevistas como el desprendimiento de Bolu

JUAN A. MIGURA BERGARA.

El gobierno municipal integrado por PNV y PSE-EE realiza un balance positivo de su gestión en los cuatro últimos años, y se defiende de las críticas recibidas de EH Bildu, principal grupo de la oposición, que les acusó de llevar al municipio al inmovilismo y calificó el mandato de «legislatura perdida».

Desde la óptica del ejecutivo, sustentado en la mayoría absoluta que le dan sus ocho concejales y el único edil socialista de la corporación, la alcaldesa Elena Lete, en una rueda de prensa ofrecida en el batzoki, destacó que «cumpliendo las promesas realizadas de nuestro programa de 2015 hemos sacado al Ayuntamiento del impasse en que se encontraba cuando llegamos, con el agravante de un marco de crisis económica». Considera que con la estrategia de escuchar «a todos los foros locales y potenciando la participación, hemos llevado a cabo los mejores proyectos», y añadió, «hemos contribuido a que Bergara sea hoy un pueblo mejor equipado, más desarrollado y más cohesionado».

Como referente de capacidad de respuesta puso en valor el trabajo conjunto de Ayuntamiento y ciudadanía, que ha permitido sobreponerse a imprevistos como los desprendimientos de Bolu o las inundaciones en San Antonio.

Los jeltzales apuntaron que en su haber están la ampliación de zonas de ocio o del bidegorri con un gasto de 1,4 millones de euros; las inversiones deportivas como el graderío de Ipintza, chorros de agua en las piscinas, frontón de Bolu o el proyecto de reforma de Labegaraieta.En la apuesta cultural se refirieron a la puesta en marcha de Seminarixoa, «el amplio programa del 750 aniversario de la villa o el nombramiento internacional como Ciudad Histórica de la Ciencia».

Educación y empleo

No olvidaron apuntar la colaboración en la creación del nuevo Miguel Altuna, la inversión pendiente de conexión a través del bidegorri con el centro, o la apuesta por mantener la Uned en el edificio del Seminario, «con inversiones de tres millones de euros de distintas instituciones que han permitido recuperar y rehabilitar patrimonio local». En la comparecencia a la que asistieron seis de los ocho ediles jeltzales, reiteraron la idea de que «las personas son la prioridad», y como ejemplo mencionaron la ampliación del centro día, el programa de vivienda para jóvenes, las mejoras del servicio de atención domiciliaría, el consejo de igualdad o la puesta en marcha del B@Z.

También destacaron el impulso dado al empleo a través de la adecuación de instrumentos urbanísticos como, «quince pabellones en Larramendi; la ampliación de la empresa Soraluce S. Coop en Osintxu; la apuesta para la inversión de Ederlan en San Juan en las nuevas divisiones inauguradas por Erreka en San Juan; y el polo estratégico que Gureak ha puesto en marcha en el antiguo Candy, recuperando 72.000 metros cuadrados de suelo industrial vacío durante nueve años».

De cara al mundo rural detallaron entre otras el impulso de actividades culturales en las pedanías, el servicio de auzo-taxi, wifi en Angiozar y Osintxu, y la urbanización de la plaza de Ubera o Beheko kale en Angiozar.

Por último, desde EAJ-PNV concluyeron su balance con la apuesta por el parking, «cumplimos con lo prometido. Vamos a hacer realidad una reclamación histórica con la construcción de un parking en el patio del Seminario. Facilitaremos la movilidad de los bergareses y dinamizaremos la vida comercial, cultural y educativa. En la primera fase de las obras se cambia el colector de sitio con una inversión de 300.000 euros. La segunda será de 1.819.849 euros, IVA incluido, y se ejecutará durante el siguiente año».