El gobierno adecua el proyecto del parking para minimizar afecciones

Parking. Bajo el patio se construirá un estacionamiento de rotación para 86 vehículos. / MIGURA
Parking. Bajo el patio se construirá un estacionamiento de rotación para 86 vehículos. / MIGURA

Algunos padres de Aranzadi piden su paralización «por seguridad y ruidos» | El Ayuntamiento sostiene que «se han tomado muchas medidas para reducir molestias» y defiende un proyecto «que viene de lejos»

JUAN A. MIGURA BERGARA.

La petición en la última sesión plenaria de un grupo de padres de alumnos de la ikastola Aranzadi para que se paralice la construcción del parking subterráneo en el patio de Seminario por seguridad, ruidos y molestias al centro escolar donde acuden sus hijos, ha obligado al gobierno municipal a volver a explicar que, «en todo el proceso se ha tenido en cuenta a la ikastola Aranzadi con la que se han mantenido cinco reuniones y hemos modificado desde el pasado septiembre la técnica constructiva de la obra para reducir al mínimo las afecciones al centro escolar», destaca la alcaldesa Elena Lete.

Los padres que se oponen a la obra tienen abierto un proceso de recogida de firmas y tienen pendiente una reunión con el Ayuntamiento, donde hace unos días presentaron la petición de paralización de las obras. Señalan que están en contra de la construcción de un parking subterráneo en el patio del Seminario porque «creemos que una obra de esas dimensiones no se puede realizar respetando la seguridad, el bienestar y unas condiciones educativas dignas para nuestros hijos».

Recuerdan que las obras de perforación están a pocos metros del edificio donde están sus hijos, lo que, en su opinión, «condicionará gravemente su salud y seguridad», con la presencia de grúas y la entrada y salida de camiones. A ello se suma el ruido al que estarán expuestos sus hijos durante muchas horas, «por encima de los límites legalmente permitidos». Otro de sus argumentos es que no se ha tenido en cuenta a la comunidad escolar, ni los usos públicos del patio a la hora de redactar el proyecto. Consideran que el parking incrementará el volumen de tráfico en esta zona escolar, agravando los problemas de seguridad y contaminación, y por eso apuestan por una planificación de la movilidad que priorice a peatones, bicicletas y transporte público, limitando el acceso de vehículos al centro. «Existen mejores ubicaciones para construir un parking a poco minutos a pie del centro».

Proyecto estratégico

El ejecutivo defiende la necesidad y vigencia del proyecto porque es un viejo anhelo planteado por gobiernos de distinto signo desde que se compró al Estado el patio en 2007, «es proyecto que viene de muy lejos para dar una solución al problema del aparcamiento en Bergara». Reiteran que han mantenido varios encuentros con la ikastola y otros colectivos como Bedelkar, y su disposición a seguir conversando con estos y otros agentes.

Como prueba de esta colaboración, desde el Ayuntamiento sostienen que «las aportaciones realizadas por la ikastola Aranzadi han sido incluidas en el proyecto, lo que ha llevado a cambios sustanciales, así como a nuevos presupuestos». En este sentido, enumeraron algunas medidas que se han tomado para paliar las afecciones, como realizar los trabajos más molestos en días no lectivos de Semana Santa, o la excavación principal que se llevará a cabo en las vacaciones de verano.

Desde el consistorio recuerdan que el sistema de construcción se ha modificado. Será de losa de cimentación y avance progresivo de los cerramientos de la fachada hacia Ibargarai, cuando inicialmente iban a utilizar micropilotes que exigen mayor profundidad y provoca más suciedad y ruido. Otra medida adoptada es la ejecución mediante talud, en lugar de muros 'in situ', lo que permite alejarse más del edificio. En el capítulo de ruidos, «se han acordado varias medidas correctoras y está previsto contratar a un técnico que supervise constantemente el control de ruidos», aseguran.

En estos momentos se ejecuta la primera fase, que contempla la modificación del colector y en julio arrancará la construcción del parking con la empresa a la que se adjudique, aproximadamente en un mes. El plazo de ejecución máximo previsto es de 12 meses y la obra salió a concurso por 1,8 millones de euros.