La fiesta de bienvenida al verano arrancará a las 22.30 horas en la Plaza

J.A.M. BERGARA.

La plaza de San Martín acoge esta noche la fiesta del solsticio de verano, con la hoguera como protagonista. En el barrio de San Juan y otros muchos puntos del mundo rural se cumplirá con la tradición del fuego, pero en la calle también habrá ceremonia en la Plaza a partir de las 22.30 horas, con organización de Xaxau.

La pira tomará cuerpo sobre una cama de arena basta de cantera de 15 centímetros de grosor, para proteger el asfalto del calor, y sobre una planta de seis metros de diámetro. Como medida de seguridad se dispondrá de una manguera por si fuera necesario su uso.

Los vecinos tendrán ocasión de depositar sus malas experiencias para que sean purificadas por las llamas. El rito arrancará con sonido de cuernos y la txalaparta, habrá cuentos, música y bailes alrededor de la hoguera. Los organizadores recomiendan al público no acercarse al fuego. Una pieza que bailarán será la 'sorgin dantza', y para que sea realmente popular han desarrollado una serie de ensayos. La denuncia contra la puesta en libertad de los condenados por el caso de La Manada, también estará presente durante el encuentro.

Medidas de seguridad

La proliferación esta jornada de las fogatas obliga al consistorio a proponer una serie de medidas de seguridad para minimizar los riesgos. La mayoría son de sentido común como no realizar el fuego junto a árboles, edificios, vehículos u otros elementos que puedan prender. En caso de realizarse sobre soleras de asfalto, cemento y otros piden poner algún elemento protector del suelo. Recomienda usar solo madera y no arrojar plásticos y otros residuos, ni papel y telas que puedan salir por el aire. No utilizar gasolina ni líquidos inflamables para prender fuego, disponer cerca de extintores o algún o elemento para el control del fuego, y ¡piden además no saltar sobre las brasas para evitar riesgos de quemaduras.

También recuerdan que está totalmente prohibido prender fuego en el cauces y zonas ribereñas por los efectos negativos en flora y fauna.

Durante muchos años el lecho del río Deba, en los puntos más accesible, ha sido el enclave de la hogueras pero la normativa de la Diputación de Gipuzkoa prohibe expresamente realizar estas actividades en los ríos por los daños ambientales irreparables que provocan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos