Enrike Txurruka Larrañaga: «Es una responsabilidad que impone mucho, pero también un reto atractivo»

Enrike Txurruka, en la sala de ensayos de la Banda, con el peso de la historia a su espalda./MIGURA
Enrike Txurruka, en la sala de ensayos de la Banda, con el peso de la historia a su espalda. / MIGURA

El nuevo director de la Banda se presenta mañana ante el público local con el concierto de Santa Marina, a las 12.30 horas en el Municipal

JUAN A. MIGURABERGARA.

Enrike Txurruka adquirió hace unas semanas el compromiso y reto personal de dirigir Bergarako Musika Banda. «Un regalo para un músico vocacional», pero con la responsabilidad de capitanear una formación con 187 años de vida ininterrumpida. En la despedida de Alfredo González Chirlaque recibió la batuta de sus manos y ejecutó una obra como subdirector, pero en realidad, hoy, afronta su nuevo papel ante el público. Dirigirá su primer concierto completo, a partir de las 12.30 horas en Zurrategi Plaza, de Antzuola. Y mañana lo hará en Bergara, también a las 12.30 horas, en el concierto de Santa Marina.

-Tras las presentaciones y despedidas, ha llegado el estreno como director, ¿qué se le pasa por la cabeza? ¿Hay nervios?

-Ha sido un proceso largo, sí, sin embargo hemos conseguido que haya sido también gradual y natural. Hemos tenido varias ocasiones previas para ir conociéndonos Banda y director, y yo he tenido más tiempo para ir formándome. Lo de los nervios, lo cierto es que están siendo más por situaciones extra musicales, temas organizativos, bajas vacacionales de músicos, etcétera, más que por lo musical.

«Vamos a proteger el repertorio tradicional, recuperar tesoros y estrenar obra nueva»

-La primera pieza que dirigirá es el pasodoble 'Clarín de Fiestas' de Turrillas, con inspiración sanferminera. ¿Por qué ha programado esta partitura y el resto de temas que comparten programa en Antzuola y Bergara?

-Los primeros programas están siendo un poco de circunstancias, por lo que comentaba de la bajas vacacionales. Para Antzuola y Santa Marina, hemos mantenido la estructura tradicional en estas dos plazas: pasodoble, obra con temas euskaldunes y algún bailable festivo. En concreto, 'Clarín de fiestas' me pareció apropiada para recordar nuestra reciente participación en el acto del centenario de La Pamplonesa. También es anecdótico que hace unos años en Antzuola, un día muy caluroso, Alfredo sufrió un pequeño mareo, y nos quedamos sin interpretar 'Caribbean concerto', así que la he incluido.

-¿Qué criterios generales va a seguir en la selección de los programas? ¿Qué música le gusta para adaptarla para la banda?

-La línea anterior me parece la idónea, un repertorio variado para un público variado. De lo más clásico a lo más actual. Por otro lado, creo que es nuestra obligación hacer una pequeña labor cultural, proteger el repertorio tradicional, recuperar tesoros antiguos o estrenar obras nuevas. Mostrar al público obras que quizá de otro modo no se escucharían. Mis gustos personales creo que se adaptan bastante a esta línea variada, porque me gusta de todo. Sobre adaptaciones, la verdad es que existe ya una elección amplísima de arreglos de temas actuales, pero quizás podamos trabajar más con la música euskaldun actual, que es donde menos adaptaciones existen.

«Trabajar con mis amigos va a ser un auténtico privilegio y un honor»

-A nivel personal, ¿qué supone asumir la dirección de la banda y de la orquesta?

-Viendo el nivel de los directores anteriores, y de la banda históricamente, es una responsabilidad que impone mucho. Aunque también es un reto atractivo. A pesar de haber estado metido en mil salsas musicales, no me he dedicado profesionalmente a la música hasta ahora, y poder trabajar ahora en ello va a ser totalmente vocacional y motivador. Además, llevo en la Banda y la Orquesta más de 30 años, son para mí muy importantes en lo personal, trabajar para mis amigos va a ser un honor y un privilegio.

-Toma el relevo de Alfredo González Chirlaque, quien ha destacado en más de una ocasión su preparación y la confianza que le trasmite. ¿En qué se va a notar la nueva mano, y qué proyectos de futuro tiene?

-Alfredo nos ha animado y apoyado desde el principio. La ilusión y las ganas de trabajar vienen de fábrica, pero que él haya mostrado esa confianza, te da muchísima fuerza y seguridad. En qué se pueda notar el cambio, no lo sé, cada persona tiene su forma de ser y supongo que eso se reflejará aún sin pretenderlo. En cuanto a futuro, la idea es estar lo más cercano posible del pueblo, es la esencia histórica de las bandas, evolucionar junto con los tiempos.

«Mi idea es que la Banda esté lo más cerca posible del pueblo, es la esencia de la banda»

-¿Qué acogida le han brindado los músicos? ¿Son fáciles de manejar?

-Somos una cuadrilla de muy buenos amigos, casi una familia. Todo el de fuera que conoce nuestro ambiente se queda sorprendido. Estos últimos meses de despedidas lo hemos vuelto a sentir. Por mi parte, no puedo más que agradecer a mis compañeros el apoyo mostrado. Algunos lo han hecho expresamente, otros mediante su actitud y compromiso, hay quien me ha dado consejos o propuestas de repertorio. Una gozada. Se hace raro ver a tus compañeros de frente y lo mismo a ellos, pero será cuestión de tiempo y de trabajar en la dirección correcta.

-¿Y cómo espera que le reciba el público?

-Eso también me lo tendré que ganar (sonrisa), pero es cierto que he recibido muchos ánimos y felicitaciones. Trabajaré con ganas e ilusión para corresponderles.