21 donantes serán distinguidos por su solidaridad en la fiesta comarcal

En el último ejercicio se han incorporado 50 nuevos donantes, pero aún hay necesidad de relevo generacional

JUAN A. MIGURA BERGARA.

La fidelidad de la aportación solidaria y desinteresada de sangre de 21 bergareses recibirá un sencillo reconocimiento, hoy, en Eibar que será escenario del encuentro anual de los donantes de sangre de la mayoría de localidades Debagoiena y Debabarrena.

Las distinciones premiarán las aportaciones efectuadas a lo largo de su vida, entre 25 y más de 75. En el caso local, 15 mujeres y 6 hombres. La cantidad de donaciones por años varia por géneros con un máximo de tres veces por año para las mujeres, y cuatro los hombres.

50 donaciones
Jose Ignacio Albisua Iraolagoitia, Jose Luis Gallastegi Oianguren, y Iñigo San Miguel Zubizarreta.
40 donaciones
Lierni Alberdi Balzategi, MªCruz Alberdi Agirreurreta, Elisa Amasorrain Zabala, Kontxi Basterra Arregi, Arantza Gardoki Garitano, y Rosa Narbaiza Erdabide.
25 donaciones
Irene Agirre Goiena, Mila Agirrezabal Lazpiur, Miren Arregi Alberdi, Maritxu Barrena Aranburu, Cristina Blanco Plata, MªEugenia Gonzalez Pacheco, Josena Larrañaga Oiarzabal, Roman Laskurain Aiastui, Joseba Moñux Biain, Mª Teresa Olabarria Leturiaga, Sagrario Osinalde Garitaonandia, y Maite Soto Chasco.

Estos donantes activos son una realidad para el Banco de Sangre de Gipuzkoa, pero el gran reto de la delegación mahonera, que preside Antonio Herzog, es mantener y crecer para consolidar el futuro, «tenemos que obtener nuevos donantes para compensar los donantes que se tienen que dar de baja, bien por edad o por enfermedad, y poder seguir manteniendo el número de donaciones. La media de edad de los donantes de Bergara sigue siendo alta, entre 45 y 50 años».

El balance del pasado ejercicio 2017 se cerró con 1.011 aportaciones que supone una bajada de 12 donaciones respecto al año anterior, «lo positivo es que conseguimos 50 nuevos donantes». Treinta y cinco se incorporaron en las 22 extracciones que realizaron durante el año en el ambulatorio quincenalmente, y otros 15 en la especial en Mariaren Lagundia, «buscamos acercarnos a los jóvenes en estos puntos».

La realidad es que el número de donaciones está bajando, «aunque cubrimos las necesidades hay que hacer hincapié a la población y más a los jóvenes en general que precisamos obtener donantes nuevos y que sean constantes en sus donaciones porque aunque a nivel hospitalario ha descendido la demanda, debido a que las operaciones son menos sangrantes, por lo general, la demanda se incrementa por parte de personas mayores o enfermos de cáncer».

Buscan 85 donantes más

En cifras global de donantes, activos e inactivos, la villa está un poco por encima de la media guipuzcoana con más del 5% de la población, «queremos volver a llegar al millar de donantes como hace unos años. Para ser donante es suficiente con tener 18 años y un peso mínimo de 50 kilogramos. Los interesados se acerquen a las extracciones que convocamos en el ambulatorio o las especiales, necesitamos de la aportación de todos». A nivel local para que sedé un relevo en la villa la delegación local estima, «necesitamos 85 donantes menores de 50 años».

El número de donantes activos suma 602 vecinos (326 hombres y 277 mujeres) con un predominio de edades altas ya que en el grupo de 48 a 65 años se encuentran 359 del total.

El grupo menos participativo va de los 28 a los 37 años con 62 donantes, y el de 18 a 27 reúne a 74, mientras de 38 a 47 años son 94, y por encima de los 65 años hay 14.

Para dar una idea de la demanda de sangre y sus derivados, a nivel a de Euskal Herria se requieren unas 450 donaciones diarias, que en el caso de Gipuzkoa es de 125 por día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos