No hay consenso sobra la tala de varios tilos en el paseo de Matxiategi

El camión municipal carga los resto de la tala de dos ejemplares/
El camión municipal carga los resto de la tala de dos ejemplares

J.A.M. BERGARA.

La tala de los primeros ejemplares de los tilos en el paseo de Matxiategi ha provocado la queja de un grupo de vecinos que no coinciden con el criterio municipal y no ven la necesidad de cortar diecisiete ejemplares, como se ha previsto en la línea de árboles más próximas a las fachadas. Según apuntan en el consistorio la medida se ha tomado porque hay quejas de residentes en la zona que dicen que las ramas están muy cerca de las casas, no dejan entrar la luz y facilitan el acceso de insectos.

Para otros es una aberración quitar los árboles «no ha derecho a que corten esos árboles que están muy bien y dan una sombra maravillosa en verano. Si son muy grandes podían perfectamente haber podado un lateral para que no provoquen problemas con las casas más cercanas», y añaden, «ya hay otros puntos de este barrio que requieren más atención de los servicios municipales de jardinería».

Por su parte desde el consistorio defienden la medida, «se ha tomada a petición de vecinos de la zona y se van a cortar 17 ejemplares que son aproximadamente la mitad de esa línea». Apuntan que se han elegido para su retirada los que presentan más ramas secas y un peor estado de salud, «con el crecimiento que tienen en poco tiempo cubrirán las ramas los espacios abiertos y tendremos que seguir el mantenimientos con podas para que no se reproduzca el problema».

Para esta pasada semana se habían cortado cuatro tilos que fueron retirados por los servicios municipales.

La presencia en la zona de los jardineros, adelantaron desde el Ayuntamiento, se aprovechará para transformar parte de la zona ajardinada interior de Cristo Obrero. A excepción del seto, se eliminarán las plantas de los jardines y se sustituirán por césped porque la vegetación actual ha servido para una proliferación descontrolada de gatos que han ocasionado varios problemas en la comunidad, además de presentar algunos felinos pulgones. Ante esta situación, han acordado este proceso de limpieza de los espacios dedicados a jardines que quedarán como zonas verde solo con hierba. Una configuración que quiere evitar asentamientos.