Un concierto de órgano y flauta de pan abre mañana el ciclo internacional

Ciclo. La técnico de cultura local Edurne Korta en la presentación del programa en Azpeitia. /  ELI AIZPURU
Ciclo. La técnico de cultura local Edurne Korta en la presentación del programa en Azpeitia. / ELI AIZPURU

Stanislav Sürin y Helmut Hauskeller actúan desde las 19 horas en Santa Marina | El día 20 se ofrecerá el segundo concierto programado en el mismo órgano Lope Alberdi (1917)

JUAN A. MIGURA BERGARA.

El XIX Ciclo Internacional de Órgano Romántico que comparte la villa mahonera con Azkoitia y Azpeitia se pone en marcha mañana en la parroquia de Santa Marina con el concierto que ofrecerán a las 19.00 horas el organista Stanislav Sürin acompañado a la flauta de pan por Helmut Hauskeller.

Nueve conciertos conforman el programa en las tres sedes, y dos de los recitales tendrán lugar en la villa mahonera frente a los teclados del Lope Alberdi (1917). El segundo encuentro será el día 20e, a las 19 horas, en una fusión de coros y solistas en el escenario con Arv-Vocem, con la organista Loreto Aramendi y el violinista Pedro Mari Aguinaga.

El ciclo siempre ha buscado potenciar la imagen del órgano como instrumento más allá del marco litúrgico. Todas estas citas con entrada gratuita tendrán otros dos grandes protagonistas: los órganos Cavaillé-Coll de Santa María la Real (1898), de Azkoitia, y de la Basílica de Loiola (1889) y su propia programación.

El ciclo nació de la acción conjunta de dos concejales, Asier Aranbarri, de Azkoitia, y el bergarés Iñigo Alberdi hace diecinueve años, y sigue con los mismos objetivos de promocionar a nivel internacional el patrimonio instrumental, fomentar el gusto por los conciertos de órgano, y formar nuevas generaciones de organistas.

En la presentación en Azpeitia de la 19 edición, a la que acudió en representación local la técnico de cultura, Edurne Korta, destacaron que la mejor forma de cuidar este patrimonio es que se ofrezcan conciertos. «Es una forma de poner en valor el valioso patrimonio de órganos románticos de los que disponemos en Gipuzkoa. Es un patrimonio reconocido internacionalmente que es preciso conservar y para eso hay que utilizarlos», destacaron.

Más Alberdi que Stoltz Fréres

Mañana cumple el instrumento de Santa Marina diez años como relevo del órgano romántico Stoltz Frères (1889) de san Pedro con el que arrancó el Ciclo Internacional. Las obras en esta última parroquia primero y el mal estado de conservación del instrumento obligaron al cambio, que parece va para largo, mientras el Stoltz no sea objeto de una profunda rehabilitación.

El Lope de Alberdi, sin la brillantez de su hermano mayor pero con suficiente capacidad, lo sustituye dignamente. Es una construcción musical con un sistema de funcionamiento mixto eléctrico y neumático. Dispone de dos teclados manuales de 56 notas y uno de pedal de 30, con un total de 22 juegos. Cuando se incorporó al ciclo en 2011, los organeros José Antonio Azpiazu y su hijo se esmeraron días antes en afinarlo al máximo y reparar seis registros para que asumiera el comprometido relevo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos