El concierto del 750 aniversario, pospuesto a septiembre por el tiempo

Los ajustes del ensayo general del sábado se tendrán que repetir. /  B.O.
Los ajustes del ensayo general del sábado se tendrán que repetir. / B.O.

La alerta meteorológica de tormentas obliga el cambio | La previsión de ayer al mediodía de Euskalmet desaconsejó la celebración al aire libre del concierto

JUAN A. MIGURA BERGARA.

El concierto del 750 aniversario tendrá lugar en septiembre, debido a que, ayer al mediodía, los organizadores del Ayuntamiento decidieron suspender por previsión de tormentas las fechas de mañana o el sábado. Eran estas las fechas que se habían barajado inicialmente para acoger el espectáculo, que cuenta con más de 350 protagonistas, despliegue tecnológico y un público de 900 personas sentadas en la plaza de San Martín.

«Hay riesgo de una alerta amarilla de tormentas para el viernes y el sábado, y no podemos arriesgar todo el esfuerzo y la inversión. La plaza exige que no llueva», apuntó la concejal de Cultura, Maite Agirre. Los centenares de implicados y asistentes esperaban disfrutar de un espectáculo calificado como «irrepetible».

Con estas fechas desechadas, han puesto en marcha la segunda alternativa, contemplada desde el principio, de celebrar el concierto en septiembre. «Inicialmente se habló del 29 de septiembre como fecha reserva, pero todavía no es definitivo. Habrá una reunión de la comisión organizadora donde saldrá un día. Lo que es seguro es que será en septiembre».

La ventaja de la nueva fecha es que, haga bueno o malo, se ofrecerá el espectáculo del 750 aniversario de la Carta Puebla. Con complicidad climática en la plaza, y con mal tiempo en el frontón municipal.

La posibilidad de este último emplazamiento es la que ha obligado a invalidar las 900 localidades repartidas hace unos días para ocupar las sillas del concierto del 29 o 30 de junio, ya que si el día seleccionado de septiembre llueve y tienen que acudir al frontón, el recinto sólo cuenta con un aforo para 800 personas «o menos, según se configure la escenografía y las proyecciones».

Por esta razón, las invitaciones repartidas no valen para el encuentro de septiembre, «pedimos disculpas, pero ha sido por una causa mayor y ajena, no podemos arriesgar todo el trabajo», destacan desde el Ayuntamiento.

Nuevas localidades

De cara a la fecha de septiembre, también se establecerá un reparto gratuito de entradas en las fechas que darán a conocer, pero en una cantidad máxima que equivaldrá al aforo final del que pueda disponer la cancha tras la adecuación escénica del recinto, «serán localidades numeradas y válidas tanto para ir al frontón, como para ocupar silla en la plaza, sin numerar en este caso si hace buen tiempo», apuntan desde Cultura.

En el supuesto de que la jornada elegida para el espectáculo en septiembre, -tres días antes Euskalmet avisará de la previsión como ha ocurrido ahora- sea de buen tiempo y actúen en la plaza, se ampliará el aforo y se repartirían más invitaciones, hasta alcanzar las 900 localidades que se pueden ofrecer sentadas.

Además, este último emplazamiento escénico permite el seguimiento del espectáculo de pie desde los laterales para unos centenares más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos