Carreras en víspera del 'Pobre de mí'

Emoción. Los cabezudos hicieron correr de lo lindo a los pequeños por la Barrenkale hasta alcanzar la Plaza, donde continuaron jugando con los personajes de la comparsa./
Emoción. Los cabezudos hicieron correr de lo lindo a los pequeños por la Barrenkale hasta alcanzar la Plaza, donde continuaron jugando con los personajes de la comparsa.

Los 460 niñas y niños de los udalekus disfrutaron ayer de la fiesta que dedican a los sanfermines |

JUAN A. MIGURABERGARA.

A las puertas de la despedida oficial de las fiestas de San Fermín, que llegará mañana con el 'Pobre de mí', los participantes en los udalekus municipales festejaron ayer su particular chupinazo retrasado en fecha al coincidir el 6 de julio en sábado.

Lo hicieron en dos grupos, primero los de preescolar, y detrás el relevo de los de primaria.

Como se estableció el pasado año, los cabezudos de la compasa bergaresa sustituyeron a los pequeños astados sobre ruedas. Los 460 niños disfrutaron de igual forma con los nervios y miedos previos al lanzamiento y el estruendo del cohetes. Primero escucharon un pregón que invitaba a disfrutar y que dispuso de traductora de lenguaje de signos. Luego, carreras y diversión.