Bergara necesita 85 donantes de sangre nuevos para asegurar el relevo generacional

Donantes. Algunos de los 21 distinguidos en la fiesta de octubre./
Donantes. Algunos de los 21 distinguidos en la fiesta de octubre.

Hoy se llevará a cabo la primera de las 23 extracciones previstas para este año

J.A. MIGURA BERGARA.

El centro de salud acogerá hoy, de 18 a 20.30 horas, la primera de las extracciones de sangre de un calendario anual con un total de 23 y que cada quince días se repetirá en el mismo lugar, a excepción de los cambios para adecuarse a los relevos laborales. La extracción es realizada por los técnicos del Banco de Sangre de Gipuzkoa, con la colaboración de la delegación bergaresa de donantes de sangre.

Para el 2019 serán de nuevo veintitrés las citas ordinarias, dos al meses y una en agosto, además de dos extracciones extraordinarias que se desarrollarán en los centros educativos Mariaren Lagundia y Miguel Altuna. «Es una forma de acercar a los jóvenes a la donación de sangre, porque nuestro principal reto de futuro es rejuvenecer el colectivo de donantes», apunta el delegado local, Antonio Herzog.

Para ser donante es suficiente con tener entre 18 y 65 años y un peso mínimo de 50 kilogramos. Los hombres pueden aportar cuatro veces al año y las mujeres tres, con un descanso para todos mínimo de dos meses. «Los interesados se pueden acercar a las extracciones que convocamos en el ambulatorio o las especiales donde les informaremos del cuestionario y otras medidas», explican.

Actualmente hay 602 donantes activos, la mayoría de entre 48 y 65 años

En cifras globales de donantes, activos e inactivos, el municipio está un poco por encima de la media guipuzcoana, aunque el objetivo es «volver a llegar al millar de donantes que tuvimos hace unos cuantos años».

A la espera del balance del pasado ejercicio, en 2017 se realizaron 1.011 aportaciones. El número de donantes activos suma 602 vecinos (326 hombres y 277 mujeres) con un predominio de edades altas, ya que en el grupo de 48 a 65 años se encuentran 359 del total. El grupo menos participativo va de los 28 a los 37 años, con 62 donantes, y el de 18 a 27 reúne a 74, mientras que de 38 a 47 años son 94, y por encima de los 65 años hay 14.

Desde la delegación mahonera valoran que para que se dé un relevo necesitarán durante este año sumar 85 donantes menores de 50 años. «Estamos obligados a lograr nuevos donantes para compensar los donantes que se tienen que dar de baja, bien por edad o por enfermedad, y poder seguir manteniendo el número de donaciones. La media de edad de los donantes sigue siendo alta, entre 45 y 50 años», explican. La renovación es uno de los retos y otro el de activar a algunos donantes, destacan desde el grupo, que ante todo quiere agradecer la colaboración solidaria y desinteresa de centenares de bergareses y bergaresas , «donando o echando un mano de otra manera».

 

Fotos

Vídeos