La Banda, en su concierto más querido

Sombra. Refugiados del sol aunque el escenario quedara lejos./
Sombra. Refugiados del sol aunque el escenario quedara lejos.

El 16 de septiembre, festividad de San Martín de Agirre, no se entiende sin su programa musical |

JUAN A. MIGURA BERGARA.

El acompañamiento con las palmas del público dirigido por Alfredo Gz. Chirla desde el escenario durante la interpretación de la Marcha de San Martín, ponía punto final al tradicional concierto del Bergarako Musika Banda en la festividad del mártir. La audición, con varios guiños en el programa a varias partituras escritas para esta fiesta, registró mucho público. Centenares de bergareses se resguardaron del sol en la sombra que proyectaba la Casa Consistorial. Esta circunstancia afeaba el aspecto del concierto porque la banda ocupaba el escenario al otro lado de la plaza.

La calidad sonora fue tan alta como la que tienen acostumbrados los vecinos a tenor de las ovaciones, que se sucedieron en la piezas y en el bis del cierre.

Aplausos para cada uno de los 70 componentes de la banda, pero de manera particular para Mikel Maniega tras su actuación como solista de fiscorno en la última obra, y sobre todo, para el director Alfredo Gz. Chirlaque que condujo por última vez este concierto en el que ha intervenido los últimos 53 años, de los que en 32 ocasiones ha sido el máximo responsable. La víspera también dijo adiós a la Tamborrada de San Martín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos