Bailes tradicionales de Thailandia y euskal folklore en el encuentro de esta tarde

Folklore. Integrantes del grupo Chanthaburi./
Folklore. Integrantes del grupo Chanthaburi.

Las exhibiciones folklóricas del programa cultural de verano, desde las 19.00 horas en la Plaza

J. A. M. BERGARA.

Las danzas tradicionales de cualquier rincón del mundo son un plato clásico de la programación veraniega en el marco de la colaboración establecida entre los programadores culturales de la villa y el Festival Internacional de Folklore de Portugalete que alcanza este año la 44ª edición.

Hoy serán los sofisticados y cuidados movimientos de las danzas tailandesas del grupo Chanthaburi y la tradición propia con Elai Alai de Portugalete, los encargados de deleitar al público desde las 19.00 horas en la Plaza. Estos últimos vienen a cubrir el hueco dejado por el grupo irlandés Trim the Velvet que no puede acudir por un imprevisto.

Con unos movimientos contenidos se presenta el grupo de danza folklórica Chanthaburi, que pertenece a la Escuela Benchama Rachuthit en la provincia de Chanthaburi, en la Thailandia oriental. Bajo la dirección de Wilis Sakulrut, el grupo está considerado el número uno de los cien mejores en Tailandia, y ha participado en numerosos eventos culturales internacionales en los Países Bajos, México, Alemania, Suiza, Italia y Austria o Turquía.

Proponen danzas animadas y apasionadas, acompañadas por curiosos instrumentos y embutidos en trajes y accesorios que aportan brillantez y colorido al espectáculo, «los bailes del grupo cuentan historias y leyendas populares de diferentes regiones de Thailandia, entre las que se incluyen luchas entre demonios, sacrificios, danzas de celebración de las cosechas, así como representaciones de la vida tradicional tailandesa y danzas religiosas», destacan en su presentación internacional.

Sabores navarros

Elai Alai Taldea, que también asume la organización del festival, presentará lal públicodanzas en corro abierto de la Nafarroa más septentrional conocidas como 'Ingurutxo' o 'Ttun Ttun', que desarrollan en base a una serie de bailes y ritmos característicos, el vals y el sortziko, como los más utilizados.

«En ocasiones y como complemento se acompañaban de Esku Dantzak, Fandangos u otro tipo de baile de carácter social. Los trenzados realizados por las y los más jóvenes alrededor de un gran poste o las composiciones coreográficas ejecutadas con arcos engalanados con flores», destacan desde la formación portugaluja, «son una clara referencia a la celebración de la primavera. Cintas y arcos trenzados en ida y vuelta en una alegoría de la renovación periódica de la vida. Son el colofón ideal para cualquier celebración o rito».

 

Fotos

Vídeos