Aroztegi Aretoa acoge desde hoy el friso 'Le bain turc' del artista José Luis Ezeiza

Dos de las predominantes figuras femeninas que plasma en los dibujos a la cera sobre el largo friso./
Dos de las predominantes figuras femeninas que plasma en los dibujos a la cera sobre el largo friso.

J. A. M. BERGARA.

A partir de esta tarde y hasta el 5 de mayo, Aroztegi Aretoa presenta la exposición del pintor José Luis Ezeiza 'Le bain turc-frisoa'. Consta, como el propio título señala, de «un largo de friso de 1,14 por 30 metros, en papel grueso y con ceras», describe el artista de Errenteria que vive en Irun. La obra, apunta en la presentación, está sustentada en los dibujos hechos años atrás inconscientemente «atrapado en otros asuntos como antiguamente en la escuela».

Ezeiza reconoce el gusto por Picasso o De Kooning, que han definido el siglo XX por «la imposibilidad de algo narrativo, incomunicación, mutismo». «Las figuras de De Kooning parece que quieren decir algo. Aquí nuestros grupos dialogan, una habla, la otra se gira, otra parece que despierta. Una manera de romper el maléfico de esta vida industrial que nos permite vivir, pero esclavizados», señala.

El friso nace de primigenios dibujos llevados a una mayor escala que juegan entre abstracción y la figuración, como ha manifestado en otras ocasiones, desinteresándose de lo que es «totalmente figurativo o totalmente abstracto». «Creo que la conquista del arte en el siglo XX fue que podemos utilizarlo con mucha libertad: podemos jugar con lo abstracto y darle un toque figurativo», explica Ezeiza.

La muestra en la sala de Barrenkale abre de martes a viernes de 18.00 a 20.30 horas, los sábados de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 20.30, y los domingos y festivos de 12.00 a 14.00.