El alquiler de mesas anuncia la romería de San Martzial

Multitud. La cantina es uno de los puntos de encuentro./MIGURA
Multitud. La cantina es uno de los puntos de encuentro. / MIGURA

Del 19 al 21 de junio, inclusive, por 28 euros el paquete ecológico de una mesa, ocho sillas y ocho vasos de plástico

JUAN A. MIGURABERGARA.

Ronda cada año el centenar la cifra de mesas con sus sillas que cuadrillas y familias bergaresas arriendan al consistorio para participar en la romería de San Martzial, que este próximo de 1 de julio volverá a modificar el paisaje de la campa y el resto del parque.

Los primero síntomas de la cercanía de uno de los encuentros festivos más apreciados por los vecinos son el concurso para adjudicar entre colectivos sin ánimo de lucro la cantina y la txosna, que ya ha cerrado el plazo de admisión de propuestas, y la puesta en marcha del calendario para el arrendamiento de mesas y sillas, desde 2017 también vasos, como medida adoptada hace unas décadas para minimizar los impactos ambientales.

El mecanismo para alquiler del paquete ambiental de mesas, sillas y vasos ya se ha anunciado. Del 19 al 21 de junio, ambos inclusive, en la ventanilla de Seminarixoa de 18.00 a 20.00 horas se puede formalizar el trámite.

Precio de mesa y ocho sillas, y otros tantos vasos, 28 euros. La fianza por arrendamiento es de 150 euros para los que se lleven una , dos o tres, y los que pidan cuatro o cinco dejarán como fianza 300 euros. El máximo por usuario es de cinco paquetes. También se facilitan los vasos reutilizables que en la devolución supone la recuperación de un euro por recipiente. Además se incluyen bolsas de basura.

Respeto al entorno

Desde 2013 está en vigor normativa de usos de las zonas verdes de San Martzial para preservar el entorno. La ordenanza apunta que el área de San Martzial, de propiedad pública, llega a las 10 hectáreas, no es un lugar destinado únicamente a la romería y cumple una función recreativa el resto de año, lo que obliga a conservar el parque lo mejor posible.

Está prohibido allanar o modificar el suelo, retirar piedras, y hay que respetar todas las infraestructuras como vallas, muros, fuentes, paneles y juego recreativos. Exige el tratamiento con sumo cuidado de los árboles en los que no se puede meter clavos, ni romper ramas ni realizar fuego, y hay que respetar los troncos muertos existentes. Se incide en la necesidad de recoger todos los residuos y que se depositen en los contenedores selectivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos