Xabier Etxeberria: «¿Objetivos? Voy a ser prudente: intentar mejorar el cuarto puesto de este año»

El presidente del club cerrajero, Xabier Etxeberria./AITOR
El presidente del club cerrajero, Xabier Etxeberria. / AITOR

El Mondragón CF celebrará su asamblea anual de socios en Kulturate el próximo miércoles

AITOR ZABALAARRASATE.

Xabier Etxeberria va a cumplir un año al frente del Mondragón CF. El próximo miércoles, 3 de julio, presidirá la asamblea anual de socios que va a tener lugar en el salón de actos de Kulturate a las 19.00 (18.30 en primera convocatoria), donde la actual directiva dará a conocer el balance económico y deportivo de la temporada así como los objetivos para la campaña 2019-2020.

-Le va a tocar afrontar su primera asamblea como presidente del Mondragón CF tras suceder en el cargo a Ramón Azkarate al final de la temporada 2018-19. ¿Cuál es su balance a nivel personal de este primer año como presidente del club cerrajero?

-Tenía experiencia como directivo, pero tiene poco que ver con el hecho de ser presidente. Cuando ocupas el cargo de directivo, llevas a cabo unas funciones puntuales y no te preocupas de muchas más cosas. Pero una vez que llegas a presidente, te encuentras con que tienes que atender todos esos temas que antes te parecía que se resolvían solos. Llega un momento en que estás esperando casi con ilusión a que se acabe la temporada para poder descansar, y cuando llega ese momento no solo no te relajas sino que te encuentras con que la carga de trabajo es mayor: cerrar plantillas, hablar con los entrenadores, cuadrar el presupuesto...

«No logramos el ascenso, pero el balance que hago es muy positivo»

-El primer equipo cerró la liga en cuarta posición. Ha dejado a muchos equipos por detrás pero, por desgracia, no ha podido estar en la pelea por el ascenso. ¿Considera que la temporada no ha sido buena al no haberse alcanzado el objetivo que se habían marcado?

-Es cierto que nuestro objetivo era subir a Tercera División y que al final no lo hemos conseguido. Pese a todo, nuestra valoración es muy positiva. La clave puede estar en que no acertamos en la planificación de la temporada. Cerramos la plantilla del primer equipo con 18 fichas pensando que este número, unido a la incorporación de algunos jugadores del filial cuando fuera necesario, iba a ser suficiente. De hecho, en la primera mitad de la temporada la apuesta pareció ser acertada. Estuvimos peleando por el segundo y tercer puesto, y animados por llegar al tramo decisivo de la liga con opciones de optar por el ascenso. Sin embargo, en nuestro camino se cruzaron las lesiones y los compromisos de estudios y de trabajo de algunos jugadores, lo que se dejó sentir en el rendimiento general del equipo. Hubo que realizar muchos cambios y, al final, el equipo que saltaba al terreno de juego tenía poco que ver con el que habíamos diseñado para luchar por el ascenso. Sufrimos un bache que nos hizo perder partidos que hubiéramos debido ganar en una situación normal y entramos en una rueda de resultados negativos que nos hizo ceder muchos puntos con respecto a los puestos que daban opción a pelear por el ascenso. En el tramo final de la liga recuperamos a muchos jugadores, lo que unido al rodaje y la experiencia que habían adquirido los que habían estado ocupando sus puestos hizo que el equipo fuera otra vez para arriba y terminara la clasificación en cuarta posición.

-Una vez detectadas las razones que han podido perjudicar la marcha del equipo, entiendo que el reto del próximo año tiene que volver a ser el de pelear por el ascenso y mantenerse en esa lucha hasta el final.

-Voy a ser prudente con este tema. Me limitaré a señalar que nuestro objetivo tiene que ser mejorar el puesto que hemos conseguido este año. Solo ha habido tres equipos mejores que nosotros y tenemos que intentar que el próximo año sean menos aún los que equipos que estén delante de nosotros en la tabla.

-¿Se esperan grandes cambios en la primera plantilla? ¿Va a haber muchas novedades en forma de fichajes o incorporaciones del filial?

-Estamos en pleno proceso de diseño de la plantilla. Tenemos las bajas de Iker Uribarren y Andoni Aizpurua, que dejaron al fútbol al final de la temporada. De momento hemos incorporado a Josu Arizmendiarrieta para reforzar la delantera. Nuestra idea es configurar una plantilla de 22 jugadores a la mayor brevedad posible, de manera que puedan entrenar juntos desde la pretemporada. Hay algún puesto que necesitamos reforzar. Podríamos echar mano del filial, pero vemos que los chavales que ocupan ese puesto todavía necesitan algo de rodaje para dar el salto al primer equipo.

-Otro de los aspectos a tratar en la asamblea del próximo miércoles será el relativo a las cuentas del club. ¿Qué balance van a presentar ante los socios?

-El presupuesto de este año se ha situado en torno a los 180.000 euros. Se puede decir que hemos hecho parra. Hemos gastado más de lo que creíamos, pero también hemos ingresado más de lo esperado con unas iniciativas de merchandising que han tenido una acogida muy buena.

-Uno de los pilares del club es la promoción de la cantera. ¿Cuáles han sido a su juicio los hechos más reseñables de esta última campaña en las categorías inferiores?

-Un hecho que merece destacarse es que la próxima temporada todos los equipos, desde el infantil, al juvenil, pasando por el cadete, van a estar compitiendo en la División de Honor. El año pasado nos faltaba un representante en la División de Honor de la categoría cadete y este año lo hemos conseguido en una temporada en la que el Arrasate CD-A no solo ha logrado el ascenso sino que, además, se ha proclamado campeón de Gipuzkoa. Otro hecho a destacar es la gran campaña del equipo juvenil de la División de Honor. Ha estado muy cerca de hacer historia logrando el ascenso a la Liga Vasca. Al final no lo ha podido conseguir, al caer en la final guipuzcoana y en la triangular que disputó contra los subcampeones de Bizkaia y Araba, pero su temporada se tiene que calificar como sensacional.

-A falta de dos meses para el inicio de la liga ¿tienen cerrado el plantel de técnicos que se hará cargo de los distintos equipos?

-Jorge Dávila seguirá como técnico del equipo de la División de Honor. Ander Romero, que ha compaginado las funciones de segundo entrenador con las de director deportivo, abandona su puesto junto a Dávila para centrarse en las funciones de director deportivo. El lugar de Romero en el primer equipo del Mondra pasará a ser ocupado por Iker Uribarren, que pasa del terreno de juego a los banquillos tras su retirada del fútbol. Por otro lado, en el filial tenemos que señalar la marcha de Jorge Santiago, que ha recibido una oferta del Eibar SAD para incorporarse a su plantel de técnicos. Su lugar será ocupado por Cristian Lewis, entrenador del Mondragón CF de la División de Honor Juvenil. Seguimos trabajando en el resto de los equipos, pero ya lo tenemos todo bastante perfilado.

-Finalmente, el club optó la pasada temporada por hacer descender al Leintz Arizmendi de la Liga Vasca femenina a la División de Honor. Detrás de esta decisión estaba el objetivo de consolidar el equipo, sentando las bases para disponer de una plantilla amplia que le permitiera volver lo antes posible a Liga Vasca. ¿Cuál es la situación en estos momentos?

-En estos momentos estamos trabajando en la idea de contar con dos equipos de fútbol femenino, aprovechando la puesta en común de las plantillas del Leintz Arizmendi y el Aloña Mendi. El reto es lograr un equipo potente formado por jugadores de Debagoiena que pueda recuperar la plaza en la Liga Vasca a las que renunciamos la campaña pasada.