Vaquería con palmarés en Bedoña

Campeona. La vaca Pepa ganó el miércoles en Ordizia en la categoría de 5-7 años y a su regreso parió a las 23.30 a su cuarto ternero, al que Joseba Arana ha puesto el nombre de Ordizi. /  OLIDEN
Campeona. La vaca Pepa ganó el miércoles en Ordizia en la categoría de 5-7 años y a su regreso parió a las 23.30 a su cuarto ternero, al que Joseba Arana ha puesto el nombre de Ordizi. / OLIDEN

Las pirenaicas de Urkimendi obtienen cuatro premios en el certamen de Ordizia | Los hermanos Aitor y Joseba Arana mantienen 90 cabezas de vacuno de pura raza pirenaica y una panadería en su caserío

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Los premios comienzan a amontonarse en el palmarés del caserío Urkimendi de Bedoña. Los últimos 4 acaban de llegar esta misma semana de Ordizia. Los hermanos Aitor y Joseba Arana Barrena cosechaban tres primeros y un tercero en el concurso de ganado vacuno de raza pirenaica celebrado el miércoles. Galardones que se suman a otros obtenidos en certámenes anteriores tanto en Ordizia como en Gernika. Aitor y Joseba Arana llevan cuatro años frecuentando el circuito de ferias ganaderas vasco-navarras con los mejores ejemplares de su ganadería pirenaica. «Hace ocho años sustituimos todas nuestras vacas mestizas por cabezas de raza pirenaica, que es la originaria de nuestro país, al igual que lo es la oveja latxa o el caballo pottoka», explicaba Joseba. En la actualidad poseen 90 reses entre vacas novillas, terneras y terneros y un majestuoso toro de 800 kilos bautizado con el nombre Iñiguez en honor al tratante navarro que lo trajo.

La vaca Pepa

Obviamente, no todas las 90 reses que constituyen la cabaña de Urkimendi tienen nombre. Solo las vacas más distinguidas, como es el caso de Pepa. Es la flamante ganadora del premio al mejor ejemplar de pirenaica en la categoría de 5 a 7 años. Pepa concurrió a la feria ordiziarra preñada, venció en su nivel y a su regreso a Urkimendi -«posiblemente debido al traqueteo del viaje», según Joseba- dio a luz a las 23.30 a su cuarto ternero. En un parto «sin problemas ni necesidad de veterinario», añadía el ganadero. Al recién nacido ternero le ha puesto el nombre de Ordizi, cómo no, por la feria que precipitó su alumbramiento.

Además de Pepa, otras 'hermanas menores' suyas triunfaban en la feria ordiziarra con otros sendos primeros premios en la categorías de 3-5 años y en la de 12-18 meses. Una tercera vaca de Urkimendi se clasificó en el tercer puesto en la categoría 2-3 años.

La 'belleza' de las vacas premiadas radica en sus características morfológicas, en su cornamenta «en forma de lidia con puntas de tono caramelo», en sus pezuñas «rojas y sin rayas», en un morro rosáceo «impoluto»... y en otras varias peculiaridades propias de la raza pirenaica. También la «prestancia y nobleza del porte en el paseo» figura entre los aspectos a valorar en los certámenes ganaderos, añadía Joseba Arana.

Carne y pan

Las terneras y novillas que mejores características raciales reúnen tienen el futuro asegurado en la nutrida cuadra de los Arana para mejorar la raza. Pero el destino de la mayoría de las terneras, y muy especialmente en el caso de los terneros machos, es el matadero «cuando cumplen 12-14 meses».

Urkimendi, que como su propio topónimo indica significa monte de abedules, es famoso por el pan de caserío que elabora y comercializa en la plaza del mercado, en restaurantes, bares... Joseba Arana heredó el trabajo cuando hace 20 años enfermó su madre Felisa Barrena. Dejó su empleo en Cegasa de Vitoria y junto con su hermano Aitor ampliaron el obrador y los hornos y a día de hoy elaboran 1.500 estupendos panes de caserío a la semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos