El txikitxoko de Maala abrió ayer las puertas para los niños de 0 a 6 años

Apertura. Ténicos y responsables municipales inauguraron ayer el nuevo txikitxoko en Okendo. / OLIDEN
Apertura. Ténicos y responsables municipales inauguraron ayer el nuevo txikitxoko en Okendo. / OLIDEN

Funcionará los 7 días de la semana para que los pequeños puedan jugar a cubierto | Será un espacio para niños y padres en el que no habrá personal municipal; el Consistorio se encargará de mantenerlo y limpiarlo

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Material lúdico como una chabola, una tienda 'tipi', una torre escalable de madera, balancines, colchonetas, una mesa para pintar, vaquitas de goma para montar... deleitan desde ayer a los niños que se acercan al txikitxoko inaugurado en el bajo del palacio de Okendo, en la calle Maalako Errabala.

El antiguo estudio del pintor Rafael Fernández ha sido arrendado por el ayuntamiento para transformarlo en un espacio de juegos infantiles.

La instalación está concebida para que los críos de cero a seis años puedan disponer de un recinto donde jugar a cubierto de las inclemencias meteorológicas. Por ese motivo, y prácticamente a las puertas del invierno, el Consistorio abría ayer las puertas de este txikitxoko que permanecerá abierto al público los siete días de las semana en horario de 09.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00.

La Policía Municipal se encargará de abrir y cerrar el txikitxoko, pero «serán los padres quienes deberán responsabilizarse del buen funcionamiento de esta instalación». La alcaldesa, María Ubarretxena (PNV), resaltó que el nuevo servicio funcionará en «régimen de autogestión».

Proyecto demandado

No habrá por tanto monitores ni empleados municipales que se ocupen de controlar el txikitxoko, y corresponderá a los padres de los niños usuarios vigilar que no se supere el aforo máximo, establecido en 61 personas entre niños y adultos.

La puesta en marcha de este txikitxoko de 190 metros cuadrados supone la materialización del proyecto más demandado por la ciudadanía.

La creación de este servicio fue la propuesta más votada en el proceso de los presupuestos municipales del año pasado. A falta de pocos días para que finalice el ejercicio, la regidora ponía el acento en que «hemos cumplido el compromiso con los ciudadanos».

María Ubarretxena explicó que «no ha sido fácil dar con el local adecuado» para instalar este tipo de servicio municipal. La solución ha venido de la mano del arrendamiento de un local «ubicado en el centro, en zona peatonal y próximo al parque de la plaza Biteri», señaló. Sin embargo, añadió que se trata de una solución transitoria «hasta que dispongamos de un local adecuado de titularidad municipal».

Entre tanto, el Ayuntamiento ha invertido 8.048 euros en equipar y amueblar el nuevo txikitxoko, y 29.893 euros más en acondicionar el local con sus baños accesibles, iluminación mediante sensores de movimiento para ahorrar consumo, abriendo una nueva puerta de acceso y levantando un friso de yeso como protección de la piedra original de este monumental palacio del siglo XVII y de estilo barroco herreriano.

Más

 

Fotos

Vídeos