Siguiendo la pista al amianto

Público. Trabajadoras de servicios de ayuda domiciliaria durante su intervención en el pleno. / OLIDEN
Público. Trabajadoras de servicios de ayuda domiciliaria durante su intervención en el pleno. / OLIDEN

La red de agua potable suma a día de hoy 1.335 metros de tuberías de fibrocemento | El ayuntamiento revela que las conducciones de amianto-cemento constituyen el 1,06% de toda la red municipal

KEPA OLIDEN ARRASATE.

El ayuntamiento sigue la pista al amianto y tiene registrada la existencia de 1.335 metros de conducciones de fibrocemento en las redes de distribución de agua potable del municipio. Esto representa un 1,06 por ciento del total de 126 kilómetros de tuberías que recorren las entrañas de la localidad. La mayor parte está constituida por conducciones de fundición dúctil (84 kilómetros o el 66,49 por ciento), seguida por las de PVC (41 kilómetros o el 32,45 por ciento).

Las tuberías de fibrocemento o amianto-cemento, prohibidas desde 2001 por el riesgo potencial que entrañan para la salud, continúan a día de hoy presentes la red de agua potable en Garagartza (690 metros), Gesalibar (225 metros), Mietzerreka (180 metros) y Caja Laboral (240 metros).

Estos datos fueron hechos públicos por el concejal de obras y servicios Óscar García (PSE) en el transcurso del pleno corporativo en respuesta a una moción presentada por el edil de Irabazi (Ezker Anitza-IU, Equo e independientes) Juan Luis Merino. En ella, este concejal alertaba de los peligros para la salud de las conducciones de fibrocemento y solicitaba al pleno que instara al gobierno PNV-PSE «a determinar el material empleado en la red municipal de distribución de agua potable, cuya naturaleza queda, a día de hoy, desconocida». Del mismo modo, solicitaba confeccionar un «mapa del amianto» así como establecer un «cronograma de la eliminación del amianto (o derivados) de las infraestructuras públicas municipales».

El concejal responsable de obras y servicios rebatió estas afirmaciones detallando la cantidad y localización de las tuberías de fibrocemento, y anunció que pese a «compartir el contenido de la moción» discrepaba de las «formas» con que fue formulada por el edil de Irabazi, y en consecuencia el gobierno PNV-PSE votó en contra del texto, que fue desestimado por 11 votos contra 8 (5 Bildu por la ausencia de dos concejales, 2 de Baleike-Podemos y 1 de Irabazi).

No obstante, el concejal de obras y servicios Óscar García resaltó que el consistorio dispone ya de un cronograma para la progresiva eliminación de la conducciones de fibrocemento, y recordó que «hay proyectos en marcha como el previsto en la carretera de Olandixo que aprovechará para sustituir las conducciones de fibrocemento».

El fibrocemento o amianto-cemento es un material artificial obtenido por la mezcla íntima y homogénea de agua, cemento y fibras de amianto, en las que estas representan entre el 10 y el 25 por ciento de la mezcla.

El 14 de marzo del año 2013 el Parlamento Europeo aprobó una resolución clara donde hace referencia a la presencia de amianto en las redes de agua y más detalladamente en «el agua potable que se distribuye a través de conductos de amianto-cemento». En ella se hace especial hincapié en las enfermedades cancerígenas relacionadas con la inhalación de amianto -cáncer de pulmón y mesotelioma pleural-, pero también se menciona que «... la ingestión de agua procedente de tuberías de fibrocemento y contaminadas con dichas fibras, que son reconocidas como riesgo para la salud y pueden tardar varios decenios, en algunos casos más de cuarenta años en manifestarse...».

Memoria democrática

El primer pleno del recién iniciado curso político estuvo prácticamente capitalizado por las tres mociones formuladas por Irabazi, con la única salvedad del acuerdo para iniciar un deslinde de terrenos en las inmediaciones de San Valerio.

La segunda moción, relativa a la memoria histórica, instaba a solicitar la «exhumación de los restos mortales de las y los ciudadanos vascos que se encuentran en el Valle de Cuelgamuros -actualmente denominado de los Caídos- cuya devolución y traslado a Euskadi sean solicitados por sus respectivos familiares».

La propuesta recabó el respaldo unánime de todos los grupos municipales pero con la incorporación de un añadido a propuesta de EH Bildu. Así, en el cuarto punto de la moción se acuerda que el Ayuntamiento de Arrasate, instará al Gobierno de España «a recuperar el Valle de Cuelgamuros para la gestión directa por parte de Patrimonio Nacional y el control final del Ministerio de Justicia, creando un centro de interpretación y denuncia del genocidio franquista en el valle y en el resto del Estado».

Precariedad laboral

La tercera y última moción de Irabazi, relativa a la lucha contra la precariedad laboral, se aprobó con la unanimidad del pleno. En ella la corporación acuerda instar a Gobierno Vasco a impulsar un acuerdo con la inspección de trabajo para que la Ertzaintza y la policía local puedan desarrollar unidades específicas de control de las condiciones laborales. Asimismo, instará a Lakua a elaborar un plan integral de actuación contra la precariedad laboral dotando a los ayuntamientos de recursos para, en colaboración con la Inspección de Trabajo, poder controlar las condiciones laborales de las personas que trabajan en el municipio.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos