Reactivarán los 33 contenedores soterrados para su optimización

Sebero. Los contenedores soterrados prevalecerán en el centro urbano más que en barrios. /  OLIDEN
Sebero. Los contenedores soterrados prevalecerán en el centro urbano más que en barrios. / OLIDEN

Racionalizarán el sistema de los soterrados por sus costes de mantenimiento realizando un estudio en todo el casco urbano

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Los 33 contenedores soterrados existentes en el municipio están siendo objeto de reparación y puesta a punto. El proceso, iniciado en septiembre, se ha saldado por el momento con 27 contenedores operativos y seis que en estos momentos se hallan fuera de servicio pero que también serán recuperados y limpiados en los próximos días o semanas. Óscar García (PSE), concejal delegado de obras y servicios, detallaba que los contenedores soterrados pendientes de recuperación se localizan en las calles Txaeta, Aprendices y Garibai. En el primer caso, explicaba García, se ha detectado un contenedor de vidrio «lleno a rebosar que los operarios no pueden poner a punto en tanto no se vacíe». Algo parecido ocurre con un contenedor de papel-cartón localizado en Garibai. Una filtración de agua ha compactado la masa de papel hasta el punto de dificultar mucho su extracción.

Las averías en el sistema hidráulico mantienen asimismo algunos contenedores fuera de servicio. El concejal Óscar García se confesaba «convencido de los contenedores soterrados» pero su fe en este sistema tan limpio y cómodo se ha resquebrajado a causa «de los problemas técnicos que sufren». Este edil hablaba de averías cuya reparación «puede llegar a costar hasta 18.000 euros» y el mantenimiento técnico completo puede elevar la factura anual por encima de los 70.000 euros.

Por ello la anterior corporación municipal recortó gastos en este apartado y dejó de lado los contenedores soterrados y su problemático y oneroso funcionamiento. En consecuencia, algunos de ellos se clausuraron y fueron reemplazados con contenedores de superficie.

Racionalización

La convivencia entre ambos sistemas de contenedores -soterrados y de superficie- va a ser objeto de un proceso de «racionalización y optimización», anunció el concejal de obras y servicios. El ayuntamiento va a reactivar los 33 contenedores soterrados y está dispuesto a desembolsar 40.000 euros anuales en un contrato de mantenimiento básico. Se trataría, según García, de operar con los 33 contenedores soterrados mientras funcionen. Y si alguno se avería «determinar si se repara o se clausura». El consistorio realizará un estudio pormenorizado para definir el mapa de contenedores soterrados. La idea, decía Óscar García, es que estos se mantengan en el centro urbano, donde más problema de aparcamiento hay, y precintar los de los barrios.

El estudio para definir el mapa de contenedores soterrados y de superficie tomará asimismo en consideración otros aspectos relativos a la seguridad de peatones y automovilistas. Por ejemplo, no se instalarán contenedores de superficie en las proximidades de pasos de cebra para no comprometer la visibilidad de unos y otros y prevenir el riesgo de atropellos. Del mismo modo, prevalecerán los criterios técnicos impuestos por las necesidades operativas para la recogida de residuos. Los camiones efectúan la recogida por el lado derecho y requiere una distancia mínima, y habría problemas en las calles más estrechas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos