Proponen menos tasas e impuestos y más bonificaciones para 2019

Gobierno. Ander Garai (PNV), la alcaldesa María Ubarretxena (PNV) y Óscar García (PSE). /  OLIDEN
Gobierno. Ander Garai (PNV), la alcaldesa María Ubarretxena (PNV) y Óscar García (PSE). / OLIDEN

La buena situación financiera del ayuntamiento permite aligerar la presión fiscal | Las Ordenanzas Fiscales para el próximo ejercicio se debatirán en el pleno del 2 de octubre

KEPA OLIDEN ARRASATE.

La buena situación financiera del ayuntamiento permitirá aligerar la presión fiscal mediante la congelación de tasas e impuestos y un incremento de las bonificaciones en 2019. El gobierno municipal PNV-PSE admite que la recaudación vía tributaria para el próximo ejercicio se reducirá con respecto a 2018, pero un alza de la aportación foral podría contribuir a equilibrar la balanza. La favorable coyuntura económica brinda tales expectativas. De entrada, como anunciaba la alcaldesa María Ubarretxena (PNV), porque el ayuntamiento liquidará este año toda su deuda financiera. «La situación de 'deuda 0' es inédita» en la reciente historia del consistorio arrasatearra. Unas arcas municipales saneadas y libres de la carga de las amortizaciones de préstamos «nos permiten plantear la propuesta de congelar tasas e impuestos en 2019». Las Ordenanzas Fiscales que el gobierno PNV-PSE negocia con la oposición podrían aprobarse en el pleno corporativo que se celebrará el 2 de octubre.

«Músculo financiero»

La congelación de la recaudación fiscal «no restará músculo financiero» al ayuntamiento para acometer los proyectos que tiene en cartera, aseguraba el concejal socialista Óscar García. La «buena gestión» del ayuntamiento permitirá aliviar la presión fiscal sobre las familias sin amenazar la materialización de los proyectos comprometidos.

Bonificaciones

Lo único que subiría en las Ordenanzas Fiscales 2019 son las bonificaciones. El concejal de Hacienda Ander Garai (PNV) detalló que el texto se hace eco de varias demandas ciudadanas. Por ejemplo, plantea modificar el abono familiar del polideportivo para incluir a hijos hasta 22 años (ahora es hasta 18 años).

El sector del comercio se beneficiaría asimismo de medidas como el aumento del actual 50% al 75% de la bonificación en la licencia de obras de locales comerciales en el casco histórico. Del mismo modo, la bonificación en la licencia de actividad por nuevo negocio en el domicilio habitual se fijará en el 95%.

Paralelamente, la alcaldesa anunció que en 2019 se abrirá un proceso de dos años de duración para modificar el Plan Especial de Rehabilitación (PER) del casco histórico. Y se hará con la participación ciudadana mediante la constitución del consejo asesor que emitirá un informe que servirá de base para cambiar este reglamento cuya modificación llevan años reclamando los comerciantes del casco histórico.

Caseríos y fachadas

Las bonificaciones propuestas para 2019 se extenderán a las licencias de obras para la restauración de caseríos y también para la mejora de la eficiencia energética, accesibilidad y condiciones de habitabilidad de las viviendas.

Las obras de rehabilitación de caseríos se bonificará en un 50%, a sumar al 95% aplicable a las de tejados. Y en el caso de las viviendas habrá bonificaciones del 95%, 75%, 50% y 25%, según la actuación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos