Una plataforma se moviliza contra el régimen del nicaragüense Ortega

Impulsores. Algunos de los promotores de la plataforma. /  K.O.
Impulsores. Algunos de los promotores de la plataforma. / K.O.

'Debagoiena Nikaraguarekin' convoca una concentración mañana jueves en Sebero | Brigadistas, cooperantes y ciudadanos particulares llaman a denunciar la violencia que ha costado la vida a más de 400 personas

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Una plataforma recién constituida en el Alto Deba llama a movilizarse contra el régimen del nicaragüense Daniel Ortega, que ha querido aplastar con violencia las movilizaciones que comenzaron el 18 de abril, primero contra la crisis social y económica y ahora ya contra el Gobierno, y en las que han muerto entre 322 y 481 personas, según organismos de derechos humanos.

Brigadistas -alguno con 20 años de experiencia en Nicaragua-, cooperantes, personas vinculadas a oenegés, ciudadanos nicaragüenses afincados en Debagoiena y vecinos de la comarca han constituido la plataforma 'Debagoiena Nikaraguarekin' (Debagoiena con Nicaragua) para denunciar las violaciones de derechos humanos en aquel país centroamericano y también para invitar a los debagoiendarras a sumarse a la solidaridad con el pueblo nicaragüense.

La plataforma 'Debagoiena Nikaraguarekin' se propone organizar distintas acciones para dar a conocer la situación que se vive en Nicaragua: concentraciones, jornadas, charlas y otro tipo de acciones en los próximos meses. Con un mensaje «pacífico y optimista», llaman a participar en esta iniciativa y convocan una concentración mañana jueves 20 de septiembre en la plaza Sebero Altube a las 19.00 horas.

Desde esta plataforma llaman a la ciudadanía de Debagoiena y «a todas las organizaciones sociales, sindicales, políticas, a los centros educativos, a los estudiantes, a la universidad, a las distintas Iglesias, a los medios de comunicación y a todas las personas comprometidas con la dignidad del ser humano, a respaldar decididamente a las organizaciones y movimientos sociales comprometidas con la salida pacífica y negociada a la trágica situación que está viviendo el país, y a exigir el respeto a la integridad física de todos las y los nicaragüenses».

Entre los abusos documentados en Nicaragua por el Alto comisionado de las Naciones Unidas para Los Derechos Humanos (Acnud) se mencionan ejecuciones extrajudiciales, desapariciones, detenciones arbitrarias y generalizadas, torturas y los malos tratos... La mayoría de las víctimas son hombres menores de 30 años, como fue el caso de un hijo de una nicaragüense afincada en Arrasate desde hace casi 3 años.

El temor a las represalias del régimen de Ortega le impide dar su nombre, ni siquiera el de su hijo de 19 años que fue muerto a tiros por la policía el 21 de abril «cuando estaba en calle con sus amigos». Justificaron el asesinato «alegando que estaban espiando», pero esta madre aseguraba que su hijo «no se metía en política ni era un activista de la oposición a Ortega».

Una concentración realizada el pasado 30 de mayo en Arrasate se solidarizó con esta mujer que bajo ningún concepto accede a ser identificada. «Tengo otros cinco hijos allá y tengo mucho miedo, y no los puedo traer aquí porque no tengo trabajo», se lamenta.

 

Fotos

Vídeos