Un patrimonio con mano de Hierro

Casa de Hierro. También conocida como Txotxuena, era un edificio de viviendas de Musakola propiedad de los Barrutia. / J.A BARRUTIABENGOA
Casa de Hierro. También conocida como Txotxuena, era un edificio de viviendas de Musakola propiedad de los Barrutia. / J.A BARRUTIABENGOA

Velez de Mendizabal cuenta el origen del patrimonio que llevaba el apellido Hierro |

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Ni la casa Hierro se llamaba así porque contuviera más ferralla que otras construcciones de la época ni el apellido que daba nombre al edificio de Musakola se remonta a la 'carlistada' de 1872. Su titular, en efecto, era militar -comandante de caballería- pero su mayor conquista no se produjo en el campo de batalla sino en el terreno sentimental: se casó con María Hernández Barrutia, una azpeitiarra de origen mondragonés y mayorazga de la línea Barrutia-Córdoba y Oro, propietaria de innumerables casas, caseríos y terrenos en Mondragón y otras localidades.

El escritor e investigador Josemari Vélez de Mendizabal ha arrojado una luz muy esclarecedora sobre este extraviado capítulo del anecdotario histórico local. En su blog Hots Begi Danbolinak desgrana los antecedentes del matrimonio que en 1899 entroncaba al manchego Luis del Hierro con una de las familias históricamente más prominentes de Mondragón.

A la sazón, el entonces joven teniente Luis del Hierro recibió su primer destino en Vitoria, y allí conocería a María Hernández Barrutia, hija del notario Anastasio Hernández y de la mondragonesa Antonia Barrutia Barrena-Sarobe, heredera de la línea Barrutia-Córdoba y Oro.

Los recién casados se instalaron en Vitoria, pero pronto se trasladarían a Mondragón para vivir en la solariega del linaje de la esposa, sita en Ferrerías, 28 «donde podían atender mejor las obligaciones administrativas familiares». Velez de Mendizabal recuerda que aquella casa solar dejaría paso al chalet que construyó en los primeros años 1940 el accionista de Elma Eugenio Etxebarria. Bautizó la vivienda con el nombre de 'Osteko etxea' -aunque para muchos continuó siendo 'Hierrona'- y mantuvo los escudos de la anterior edificación hasta que con su demolición en los años 1980 se pediera su pista. A día de hoy se desconoce si se alguien los conserva o si fueron destruidos.

Por si las propiedades de su esposa fueran pocas, Luis del Hierro «era propietario de bienes en La Mancha», señala Velez de Mendizabal. La administración de tamaño patrimonio, que no dejaba de extenderse como lo atestigua las casas que la familia construyó en Lekeitio, le exigía cada vez mayor dedicación y el ya comandante Hierro solicitó el pase a la reserva en 1923

Manchego 'euskaldun'

El escritor Josemari Velez de Mendizabal cuenta que «era frecuente ver a Luis del Hierro visitando los caseríos y casas de propiedad de su mujer en Mondragón, donde se sentía muy a gusto y su figura iba tomando un carácter popular».

Asegura el autor que el manchego era capaz de expresarse en euskera con los inquilinos de los caseríos, idioma que hicieron suyo los 5 hijos del matrimonio.

Decían de Luis del Hierro que era «muy tradicionalista en los usos y costumbres y que apoyaba la expansión agrícola antes que la industrial, para la que -por lo visto- fue tentado por su amigo Toribio Agirre, a la sazón gerente y presidente de Unión Cerrajera S.A, sin que éste consiguiera que el manchego cambiara de opinión y se apuntara a la lista de accionistas de la citada empresa» escribe Velez de Mendizabal.

Casa de Hierro en Musakola

En el barrio Musakola existió hasta los años 1970-1980 un edificio popularmente conocido como casa de Hierro, y asimismo como Txotxuena, que, en opinión de Velez de Mendizabal, «ha sido la que más ha incidido en la leyenda del 'tal Hierro'». Se trataba de uno de los edificios de viviendas en su día propiedad de la familia Barrutia.

El ayuntamiento expropió el edificio para comenzar la expansión urbanística de la zona pero la familia Hierro, en desacuerdo con el justiprecio ofrecido por el consistorio, recurrió y al cabo de 10 años ganó el pleito. El ayuntamiento indemnizó a los propietarios con unos locales que aún conservan en el barrio.

es de, en un origen, la familia mondragonesa Barrutia Córdoba y Oro. Que se convirtió en 1899 en del Hierro.

Una de las últimas propiedades enajenadas por la familia en Mondragón fue el caserío Etxe Zuri, alrededor de 1970. Asimismo, Arizmendiarrieta también quiso que le cedieran una propiedades en torno a la Escuela Profesional de Cometal (después Centro Asistencial) y quiso comprarles otros terrenos en Musakola para levantar un grupo de viviendas.

Luis del Hierro falleció en Vitoria en el año 1967.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos