La pasión del Rocío vuelve a Arrasate

Juntos. La escuela de danza Miriam de Bilbao. / IKER MURILLO
Juntos. La escuela de danza Miriam de Bilbao. / IKER MURILLO

Cientos de romeros de todo Euskadi rindieron homenaje a la Blanca Paloma en la Romería del Rocío del Alto Deba

IKER MURILLO ARRASATE.

En una nueva jornada para el recuerdo, cientos de romeros de todo Euskadi se acercaron hasta el barrio de Zigarrola para adorar a la Virgen del Rocío.

Como viene siendo habitual, la Blanca Paloma salió desde el centro cultural Al-Andalus alrededor de las diez de la mañana hacia la iglesia Santa Teresa acompañada de jinetes a caballo y romeros. Tras la misa tradicional, la figura de la virgen marchó hacia el parque de Arruena, en donde le esperaba la acostumbrada fiesta. Un domingo de color, devoción, alegría y mucho baile en el que personas de todos los puntos de la geografía vasca se acercaron hasta Arrasate.

Allí estaban Sebi, Goyo, Mari Carmen y Marta que, un año más, quisieron ser fieles a su cita con la virgen. Aunque llevan más de veinte años acudiendo desde Vitoria a la campa de Arruena, aseguran que esta es una «fecha obligada». Para ellos es, además, una ocasión en la que poder encontrarse con viejos amigos. «Tenemos unos compañeros de Zumarraga que siempre vienen a la celebración que hacemos en Vitoria en honor a la virgen y este es otro de los días en los que aprovechamos para reunirnos », aseguraba Sebi bajo la carpa que han instalado en el parque.

Tampoco quiso perderse la fiesta la Escuela de Danza Miriam que, llegada desde Bilbao, reunió a todos sus alumnos para bailar, comer y disfrutar del buen ambiente. La profesora cuenta que conoció esta celebración hace algunos años a través de unos amigos y que, desde entonces, no ha querido faltar: «Venimos a comer y a disfrutar pero también nos animaremos con algunos bailes. Pensamos repetir siempre que sea posible».

Temas

Jaiak

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos