Once ideas para el futuro de Monterrón

Proyecto. El objetivo es conectar los espacios de Monterrón y Arbolapeta de una forma natural, planteando diversas alternativas de urbanización. / I. M.
Proyecto. El objetivo es conectar los espacios de Monterrón y Arbolapeta de una forma natural, planteando diversas alternativas de urbanización. / I. M.

Las propuestas estarán expuestas en el claustro de Kulturate durante los meses de julio y septiembre | Los vecinos podrán votar por los proyectos que más les gusten mientras la exposición esté abierta

IKER MURILLO ARRASATE.

El concurso de ideas para la futura urbanización del parque de Monterrón ha dado un nuevo paso esta semana. El martes abrió sus puertas en el claustro de Kulturate la exposición que presenta las once propuestas que han sido admitidas. Cualquier ciudadano puede acercarse a conocerlas hasta el próximo 14 de septiembre, excepto los sábados y en agosto, que permanecerá cerrado. El horario para poder visitar la exposición será de 11:00 a 13:00h y de 17:00 a 20:00h.

Durante este periodo los vecinos de Arrasate tendrán la oportunidad de votar por la propuesta que más les guste y, aunque la votación no será vinculante, el jurado tendrá en cuenta el resultado de la misma a la hora de tomar su decisión.

A la hora de tomar una determinación, los responsables de la elección tendrán en cuenta, además de la opinión de la ciudadanía, factores como la viabilidad económica y técnica de la propuesta, su capacidad de integración con el entorno, el grado de accesibilidad o «la compatibilidad con los actuales usos del espacio como las carpas y txoznas de las festividades de Maritxu Kajoi y San Juanes». También se estudiará la compatibilidad de la propuesta con la posibilidad de construir un parking subterráneo de cien plazas.

Este certamen nace de la necesidad que el municipio tiene, desde hace ya mucho tiempo, de integrar con mayor fluidez el casco histórico de la villa y el parque. Hoy por hoy, el acceso a Monterrón se encuentra condicionado por un cercado y una rampa de piedra que asciende de forma perpendicular y que dificultan la entrada. Además, hay que tener en cuenta que actualmente el espacio entre el casco y el parque se encuentra dividido por un aparcamiento, una zona verde y la carretera de Otalora que cruza en ambos sentidos.

La propuesta ganadora, que será merecedora de 10.000 euros, será la que mejor solución plantee para lograr la transformación de este entorno. Tras finalizar la primera fase del concurso de ideas, se elegirán primero cinco finalistas y después se procederá a nombrar al ganador definitivo. El segundo premio estará dotado con 5.000 euros y los tres últimos finalistas con 1.000.

Varias propuestas

El proyecto 'Lurruna 1247' propone conseguir unir ambas zonas por medio de unos paseos accesibles y unas escaleras de acceso directo. De esta forma, se crea una gran plaza con jardín que servirá como lugar de reunión y encuentro. Contará con un espacio rectangular que tendrá como protagonistas elementos como el agua o la niebla.

La idea que se presenta bajo el título de 'Bihurgune 1545' pretende recuperar el vínculo con el río Aramaio y ofrecer nuevas alternativas para «el contacto con la naturaleza y la vegetación». El acceso a Monterrón se describe como «una suma de curvas sinuosas que asciende y se eleva topográficamente para conectar de forma natural y accesible la explanada con el parque».

En 'Begiraleku_2316' el ascenso al parque consiste en una rampa zigzagueante «de largo desarrollo y baja pendiente» en el que los espacios se escalonan y generan terrazas como prolongación del anfiteatro. El parque se abre y, como explican los responsables, «se crea un mirador hacia el casco urbano».

'Ibilbide 2018', por su parte, se toma muy en serio la accesibilidad y propone una serie de «aterrazamientos», que van acercando el bosque e invitando al paseo a todos los ciudadanos. Además, propone reemplazar el tráfico de vehículos de la calle Otalora por un itinerario peatonal.

Otros proyectos como el de 'Uhina 2018' inciden en un punto de vista diferente. En este caso la atención se centra en acercar el entorno natural de Monterrón mediante una serie de «ondas» en las que «la ladera verde aterriza en la calle con una cubrición contínua revestida de hierba, simulando una pequeña montaña que consigue dejar totalmente a mano de los transeúntes el acceso al parque».

'Pasear, detenerse' tiene como principal objetivo «un acceso abierto y cómodo con una pendiente baja». Este proyecto pone, además, una especial atención en el transito peatonal y en el uso de la bici en la zona a remodelar.

La unión entre el palacio de Monterrón, la plaza de Arbolapeta y el propio parque es lo que busca 'Townscape 2018'. Su plan tiene como propósito crear una plaza con una rampa para salvar la diferencia de altura.

'Sustraiak 2018' concibe una solución que pasa por dar continuidad a las calles Olarte y Zurgin Kantoia mediante una 'X' que salva el desnivel mediante «un itinerario peatonal y unas escaleras».

La propuesta 'Parentesis 0132' busca «envolver el palacio de Monterrón con el parque que lo rodea prolongando los extremos del mismosobre la avenida de Otalora», creando lo que los autores han definido como «un espacio de naturaleza en medio de la vida cotidiana».

Por último, 'Erroak 1218' opta por «crear un sistema de plataformas, módulos y recorridos que se descomponen hasta mezclarse con la trama urbana existente. 'Berdetuz 2018' ha diseñado un proyecto que incluye, entre otras cosas, mobiliario urbano transformable, uso de energías renovables, vegetación y fauna locales y reutilización del agua de las lluvias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos