Los 287 nuevos empadronamientos no frenan el descenso de población

Bienvenida. El Ayuntamiento dio la bienvenida a varios de los 287 arrasatearras que se han avecindado en el municipio. / OLIDEN
Bienvenida. El Ayuntamiento dio la bienvenida a varios de los 287 arrasatearras que se han avecindado en el municipio. / OLIDEN

El padrón desciende en 74 habitantes con respecto al año 2018 y se sitúa en 22.101 | De los 1.599 inmigrantes que residen en Arrasate, los más numerosos son los americanos (573) y los africanos (512)

KEPA OLIDEN ARRASATE.

El padrón municipal ha perdido 74 habitantes con respecto al año pasado y se situaba a fecha de 1 de enero en 22.101 vecinos. De estos, 1.599 son inmigrantes, lo que supone un 7,2 por ciento del total de la población.

Las 287 nuevas altas registradas durante 2018 no alcanzaron a cubrir las 361 bajas contabilizadas durante el mismo periodo, con lo que el saldo de población fue negativo. Se invirtió así la tendencia al alza que se venía registrando desde 2016.

En 2015 se produjo un acusado descenso en el padrón. Un saldo final negativo de 108 bajas redujeron de 22.156 a 22.048 el número de habitantes en 2016. Pero a partir de aquel año se abrió un periodo de crecimiento de población y el padrón subió a 22.064 habitantes en 2017 y se disparó hasta los 22.175 en 2018.

El censo de la población inmigrante avecindada en Arrasate no ha experimentado estos altibajos y su crecimiento se mantiene constante desde 2015. Los inmigrantes no poseedores de ciudadanía española sumaban entonces 1.388; en 2016 su número ascendía a 1.414; en 2017 se incrementó hasta 1.444; en 2018 subió hasta los 1.566 vecinos y a fecha de 1 de enero se situaba en 1.599 personas.

Desde turcos a pakistaníes

La comunidad extranjera más nutrida es la de origen americano, formada por 573 personas. Por nacionalidades, los principales colectivos corresponden a colombianos (169), hondureños (122), nicaragüenses (54) y bolivianos (46), dominicanos (34), venezolanos (38) y brasileños (25). Singularmente, el colectivo de inmigrantes americanos está compuesto por más mujeres (364, con una media de edad de 30 años) que hombres (209, con una media de 26 años), lo que no ocurre con ninguna otra comunidad extrajera afincada aquí.

Los inmigrantes africanos constituyen el segundo grupo por número de población (512). Son 265 hombres y 247 mujeres, los primeros con 29 años de media y ellas con 14. Por nacionalidades, la gran mayoría son marroquíes (291), argelinos (88), saharauis (60) y mauritanos (28). Mucho menos numerosos son los congoleños, los costamarfileños, nigerianos, liberianos, ghaneses o ugandeses.

La tercera comunidad es la de origen asiático, compuesta por 303 personas, 187 hombres y 116 mujeres, con una edad media de 22 años en ambos casos. Los pakistaníes constituyen la comunidad más nutrida con 215 miembros, seguidos de los chinos (42) y de los nepalíes (18). Hay asimismo sirios (7) y palestinos (5), tailandeses, turcos y azerbaiyanos.

Los inmigrantes de origen europeo conforman el cuarto grupo de población con 207 habitantes. 109 son hombres y 98 mujeres, cuyas edades medias se sitúan en 34 y 30 años respectivamente. El principal contingente lo forman los portugueses (87) seguidos de rumanos (24), británicos (18), polacos (12), franceses (11), italianos (9) y holandeses (6).

Los venidos de Oceanía -2 mujeres y 2 hombres- conforman la comunidad extrajera más pequeña.

Más