Dos libros compilan las vulneraciones de derechos humanos desde 1936

Fusilado. El coadjutor de San Juan, José Markiegi, en el centro, fue uno de los tres sacerdotes fusilados por los nacionales en 1936./
Fusilado. El coadjutor de San Juan, José Markiegi, en el centro, fue uno de los tres sacerdotes fusilados por los nacionales en 1936.

El periodista Sabino Ormazabal ha terminado el libro que recopila todas las conculcaciones desde 1956 hasta la actualidad El volumen correspondiente al periodo 1936-1956 continúa recabando testimonios

KEPA OLIDENARRASATE.

Dos volúmenes compilarán todas las vulneraciones de derechos humanos que se han producido en Arrasate desde 1936 hasta la actualidad.

El primer libro, que elabora la asociación memorialista Intxorta 1937, pormenorizará todas conculcaciones registradas desde el estallido de la Guerra Civil en 1936 hasta 1956.

Por su parte, el periodista donostiarra Sabino Ormazabal, miembro de la asociación pro derechos humanos Argituz, se ha ocupado de completar un segundo volumen donde se detallan todas las violaciones desde 1956 hasta la actualidad. Este libro está ya terminado y entregado a la Mesa de Memoria y Convivencia.

Fue esta mesa constituida en 2016 por todas las fuerzas políticas representadas en el ayuntamiento, la que encargó la redacción de ambos volúmenes al objeto de conformar un documento que el ayuntamiento «tomará como base a la hora de organizar los actos de reconocimiento a todas las víctimas del municipio o a personas que no siendo del municipio hayan visto conculcados sus derechos en Arrasate».

La Mesa de Memoria y Convivencia nació para «abordar la memoria de lo ocurrido en nuestro municipio» y entre sus objetivos figura el de «aceptar y reconocer todo lo ocurrido para desde ahí contribuir a sanar las heridas todavía muy abiertas, así como ayudar a la convivencia del municipio».

Testimonios

Intxorta 1937 prosigue su tarea de recabar testimonios que acrediten las vulneraciones de derechos humanos acaecidas entre 1936 y 1956. Una labor titánica que incluye 3 años de guerra y el periodo más represivo y sanguinario del franquismo. Las víctimas de aquellas represalias, tropelías e injusticias se cuentan por centenares, como demuestran los datos aportados por Juan Ramón Garai, investigador de Intxorta 1937: los fallecidos como consecuencia directa de la guerra ascendieron a 395, de ellos 209 arrasatearras y el resto 186 forasteros caídos en combate por aquí. Otros 411 mondragoneses cayeron prisioneros o fueron destinados los batallones penales de trabajadores. Las mujeres represaliadas fueron 154. Entre 2.000 y 3.000 arrasatearras -entre ellos 580 trabajadores de la Unión Cerrajera y 205 de Elma- se vieron abocados a abandonar la localidad en los días previos a la caída de Arrasate en manos franquistas. Intxorta 1937 cifra en 189 los 'niños de la guerra', de ellos 8 nacidos durante la huida. Un total de 895 arrasatearras combatieron en primera línea durante la guerra y los procesados por 'responsabilidades políticas' ascendieron a 137. Esta relación, obviamente, no incluye al medio centenar de civiles fusilados tras la caída de Arrasate, entre ellos el párroco José Joaquín Arín y sus dos coadjutores José Markiegi y Leonardo Guridi.

Intxorta ha recabado los testimonios de 39 mujeres y de 61 hombres de Mondragón, testigos directos de aquellos hechos; ha escarbado en diversos archivos municipales, provinciales y militares; ha recopilado datos a través de la búsqueda en hemerotecas y lectura de libros, y han contando con la «gran ayuda que el historiador local José Letona nos brindó en 1986 a Octubre Taldea y las notas de otro historiador, José María Uranga».

Pero decía Juan Ramón Garai que «aún nos gustaría completar algunos pasajes, por ejemplo los relativos a los huidos, los 'niños de la guerra' refugiados o nacidos en otras localidades, los destinados batallones de trabajadores, encarcelados, exiliados, multados...». Confían para ello en la ayuda de los arrasatearras que puedan aportar su testimonio sobre cualquier vulneración llamando al 678 242 031 o citándose en el local de la asociación sito en la calle Ferrerías, 28.

 

Fotos

Vídeos