Lezetxiki: un siglo de arqueología viva

El origen de Lezetxiki se remonta a principios de la década de los 50 cuando J.M. Barandiaran regresó del exilio y decidio iniciar las excavaciones en Lezetxiki. Entre 1956 y 1968, la excavación de la cueva de Lezetxiki fue el trabajo de campo que recibió una atención primaria por parte de J.M. Barandiaran. Las excavaciones y posteriormente la publicación de las memorias anuales lo identifican como uno de los yacimientos más importantes del llamado periodo Musteriense.

Del trabajo allí realizado se han presentado multitud de resumenes y memorias que sirven para dar buena cuenta de la calidad con la que se han conservado algunos de los elementos rescatados de las profundidades de Lezetxiki. Los trabajos actualmente están parados.