Konpartsa y toros despiden la fiesta

Fiesta. Gaiteros, gigantes y la figura de San Juan de la parroquia son tres elementos irremplazables de las fiestas patronales de Arrasate. / FOTOS OLIDEN
Fiesta. Gaiteros, gigantes y la figura de San Juan de la parroquia son tres elementos irremplazables de las fiestas patronales de Arrasate. / FOTOS OLIDEN

La Konpartsa dijo adiós con un pasacalle con todos sus efectivos y el Goikobalu despachó 700 pintxos de pollo |

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Los 'sanjuanes' se despidieron ayer con el encierro más concurrido de las fiestas y con el único herido evacuado en tres días de festejos taurinos. Un joven resultó herido leve durante la suelta de vaquillas en el ruedo y fue trasladado aquejado de una contusión costal.

La tercera y última jornada taurina reunió ayer a numerosos 'gaupaseros'. La madrugada del martes se alargó para muchos jóvenes que habían asistido a los conciertos de Anita Parker y Glaukoma en las txosnas. Un buen número de ellos se animaron a rematar la juerga participando en el encierro, aunque la mayoría de ellos accedieron al coso antes de que los astados empezaran a descender Kontzezino abajo.

Entre los que sí corrían delante de los toros hubo un joven que fue arrollado por un astado y derribado en la puerta del coso, y a donde entró casi rodando. El último de los animales le saltó por encima. El joven no requirió atención sanitaria.

La suelta de vaquillas que siguió al encierro fue seguida por una plaza abarrotada, sobre todo en el tendido de sombra. El tendido sol -Guantánamo', en definición de Rosi Otaduy- presentaba algunos huecos. De nuevo el joven Aitor Murgiondo, de 17 años, dio un recital de pases, recortes y saltos. Otros, menos diestros, acabaron 'rebozados' en la arena, y algunos extraviando el teléfono móvil en el trance, que luego buscaban desesperados.

Konpartsa y pollo

La Konpartsa de Gigantes y Kilikis en pleno, acompañada de ocho gaitas y cuatro tambores, puso el broche de oro a un mediodía de tercer día de San Juan en que la presencia de público descendió sensiblemente. Aun así, no le faltaron seguidores a la 'kalejira' de gigantes y cabezudos. La Konpartsa, pese al calor sofocante, volvió a dar lo mejor de sí misma para disfrute de los pequeños y admiración de los mayores.

El descenso de público se dejo notar también la degustación de pollo Euskolabel celebrada en la plaza a beneficio del coro Goikobalu Abesbatza. Una veintena de coralistas sirvieron los muslos y contramuslos que asaban Pana y su esposa Marixabel. Pero de las mil raciones previstas se asaron unas 700. Con el dinero recaudado -en torno a mil euros aproximadamente- Goikobalu costeará sus próximas salidas. En octubre cantarán en Huesca y para el año que viene planean un gira con dos conciertos en Mallorca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos