'Kixki', una cerda mestiza de jabalí presidirá la fiesta

La 'reina' de la fiesta se llama Kixki. Es una cerda mestiza de jabalí y conserva un buen tipo. «No supera los 200 kilos de peso», asegura su propietario, Luis Mari Alberdi. Este ganadero atxabaltarra del caserío Zaloña Aurre lleva camino de convertirse en el proveedor oficial del cerdo de Santamasak. Kixki es justamente hija de la reina del año pasado, una cerda de nombre tan poco femenino como Josu Amantzio. Decía Alberdi que Kixki es descendiente de un antepasado cruzado con jabalí. Así ha heredado su fisonomía oscura y peluda. Conserva «un punto de genio, pero es una cerda pacífica y no creo que ocasione problemas».