Kimu Berri desborda innovación

Bugabuggy. Autores del cochecito de niño con motor eléctrico. /  K.O.
Bugabuggy. Autores del cochecito de niño con motor eléctrico. / K.O.

El Polo Garaia expone 35 proyectos de emprendizaje ideados por estudiantes de MU |

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Un cochecito con motor eléctrico; una tabla de surf inteligente para mejorar la técnica de los surfistas; cerveza elaborada con subproductos del sector quesero; un sistema de compra en supermercado sin colas en la caja; una aplicación de móvil para encontrar el mejor aparcamiento; una crema de cacao, avellanas y dátiles sin azúcares añadidos ni conservantes ni colorantes... Y así hasta 35 proyectos desbordantes de innovación y talento gestados en las diferentes facultades de Mondragon Unibertsitatea se exponen desde ayer en el Polo Garaia. La novena muestra Kimu Berri permanecerá abierta al público hasta el día 15, en que se trasladará a la Facultad de Enpresagintza de Oñati para su exhibición hasta el 31 de octubre. Kimu Berri es una iniciativa impulsada en 2010 fruto de la colaboración de diferentes entidades público-privadas de Debagoiena que trabajan en el desarrollo del emprendimiento.

Estudiantes de fin de grado o de máster de las distintas ramas de ingeniería, de comunicación audiovisual, de Leinn y del Basque Culinary Center se han estrujado las meninges para idear innovadores proyectos de negocio. Todos los trabajos corresponden al curso académico pasado, y entre ellos figuran algunos galardonados por la propia universidad en los premios Ekiten. Es el caso, por ejemplo, de la empresa social Sharuk que trabaja en India para garantizar el derecho a la identidad a través de un sistema de registro flexible, inclusivo y global. La idea fue concebida por 4 estudiantes de Liderazgo Emprendedor e Innovación (Leinn) y es fruto de su experiencia personal durante una estancia en India. Allí «descubrimos que muchos niños no son inscritos en el registro, con lo que se les priva de los derechos que como personas jurídicas les corresponden en el acceso a la educación, la sanidad...» explicaba Sara Antón, una de las creadoras de este proyecto social.

Cochecito eléctrico

La 9ª exposición de Kimu Berri permanecerá hasta el día 15 y después estará en Oñati hasta fin de mes

«En vista del auge que está experimentando la bicicleta eléctrica, pensamos en incorporar un motor eléctrico al cochecito infantil». Así presentaban ayer este proyecto sus impulsoras. Bugabuggy nace con vocación de auxiliar a padres y abuelos en su tarea de empujar el cochecito del niño. «El 70% de los abuelos cuidan niños y el 10% de la población tiene problemas de espalda», constataban sus creadores. Obviamente, el producto será más caro que el cochecito convencional pero «fomentando un mercado de segunda mano» podría contribuir a atenuar ese sobrecoste.

La cantera de proyectos innovadores que se muestran en la 9ª exposición Kimu Berri se extiende a todos los campos. Estudiantes de Ciencias Gastronómicas firman proyectos tan originales como la de elaborar cerveza artesana a base de suero de leche, subproducto generado por las empresas queseras del entorno y que, a pesar de tener un gran valor nutricional, se desecha y provoca problemas de contaminación graves en el medio ambiente.

Pero sin duda los más prolíficos son los proyectos gestados en la facultad de ingeniería. Los hay tan avanzados como SignTalk, un guante sensorizado que transmite, mediante bluetooth, los datos del movimiento de las manos al smartphone. La aplicación contiene un sistema inteligente de reconocimiento gestual, gracias al cual se realiza la traducción.

Zustatic, otro de los proyectos presentados por los estudiantes del máster en sistemas embebidos galardonado en los premios Ekiten, crea un sistema sencillo, fácil de usar por especialistas médicos (podólogos, fisios,...), portable, asequible económicamente, con una funcionalidad reducida pero fiable, que permita conocer las características de la pisada de pacientes y aumentar así el conocimiento y mejorar el servicio. Su valor añadido se basa en tecnología Machine Learning y análisis de datos históricos (Big Data).

Por último, tres alumnos de doble grado de Informática y Telecomunicaciones presentaron su proyecto MarbleWall, consistente en un juego, un híbrido entre la clásica ruleta y el juego The Wall, donde han implementado el prototipo físico y la aplicación software desarrollada en Java que simula la gestión administrativa de los jugadores, sus apuestas, además de una componente que gestiona las probabilidades de acierto del juego (basadas en la experiencia) y cambia el valor de las apuestas dinámicamente.

 

Fotos

Vídeos