El Kanpanzar Arrasate rompió los pronósticos ante el Esconsu Gaztedi en Mojategi (24-17)

Trabajo. El esfuerzo de los arrasatearras tuvo premio. /  AITOR
Trabajo. El esfuerzo de los arrasatearras tuvo premio. / AITOR

El equipo de Igor Isasi abandona el farolillo rojo de la tabla y mira con más confianza el duro calendario liguero que tiene por delante

A.Z. ARRASATE.

El Kanpanzar Arrasate se regaló una victoria vital en su retorno a la competición tras las navidades. El primer partido del año le colocó ante un rival temible, el Esconsu Gaztedi, uno de los gallitos de la categoría. Por lo tanto, pensar que los puntos se pudieran quedar en casa se presentaba como un reto muy complicado. Pese a todo, el equipo de Igor Isasi saltó al terreno de juego dispuesto a romper los pronósticos y pronto se vio que quizás no era tan descabellado soñar con una victoria del conjunto local.

La primera parte confirmó el trabajo desplegado por los arrasatearras y fruto de ello fue el 13-12 a su favor que campeaba en el marcador cuando ambos conjuntos se retiraron a los vestuarios. El inicio de la segunda parte también tuvo color local. El Kanpanzar Arrasate se adelantó 24-12 en el marcador. El Esconsu Gaztedi recortó distancias (24-17) pero fue incapaz de seguir sumando por lo que, al final, los puntos se quedaron en casa. Este triunfo le permite al Kanpanzar Arrasate (8º, 12 puntos) abandonar el último puesto de la tabla, en detrimento del BRT Menditarrak (9º, 10 puntos).

Esta victoria le da confianza de cara una calendario liguero que se presenta muy complicado, ya que en las próximas jornadas se va a medir a algunos de los conjunto más potentes de la categoría.

 

Fotos

Vídeos