San Juan trajo ayer una jornada rebosante de actos festivos

Felino. El dominicano Sandino no defraudó a sus admiradores. Algunas cuadrillas de 'gaupaseros' reclamaron a gritos su presencia. En la imagen, una de sus acrobacias. / OLIDEN
Felino. El dominicano Sandino no defraudó a sus admiradores. Algunas cuadrillas de 'gaupaseros' reclamaron a gritos su presencia. En la imagen, una de sus acrobacias. / OLIDEN

El dominicano Sandino fue la estrella del coso taurino con sus acrobacias |

KEPA OLIDENARRASATE.

El dominicano Sandino fue de nuevo la estrella en el coso taurino de la plaza Arizmendiarrieta. Algunas cuadrillas de 'gaupaseros' reclamaban a gritos su presencia en la arena. Sandino y sus amigos Mateo y Enrique protagonizaron una breve pero bonita faena con el capote y con valientes acrobacias. Tampoco fueron los únicos en saltar por encima de la vaquilla. También lo logró un joven al que su amigos apodaban 'chino'. Pero las acrobacias más espectaculares corrieron a cargo de Sandino, al que incluso el 'speaker' de la plaza insistía en que le dejaran solo en ruedo para que ningún otro corredor distrajera a la vaca.

Sandino hizo alarde de una agilidad y unos reflejos felinos muy poco usual para alguien que viene de una larga noche de juerga. «Pero dejamos de beber con mucha antelación para estar sobrios y en condiciones para correr el encierro y las vaquillas» explicaba el colombiano Mateo.

Pero ni por esas se libraron de recibir sendos buenos revolcones tanto Sandino como el ecuatoriano Enrique, al que la vaquilla le proporcionó unos buenos culetazos cuando trataba de alcanzar el callejón.

El primer encierro de los 'sanjuanes' se saldó ayer con un herido por luxación de codo y un evacuado tras una caída. El primer caso se produjo cuando los corredores entraban al ruedo perseguidos por los astados. Un joven sufrió un tropiezo con tan mala fortuna que se sacó el codo. El segundo evacuado fue un joven que cayó de cabeza al callejón cuando huía de la vaquilla. Cayó de cabeza y se hizo daño en el cuello.

Comparsa y Banda

Los pasacalles de la comparsa de gigantes y kilikis y de la Banda de Arrasate Musikal volvieron a congregar a numeroso público familiar, además de a algunos cuantos rezagados aún de 'gaupasa'. Tras la tradicional actuación conjunta en Sebero Altube y Arbolapeta, la Banda que dirige Mikel Markiegi ofreció a la 13.00 en Monterrón un concierto muy aplaudido.

En esos instantes, Etxaluze era escenario del homenaje que el ayuntamiento brinda a los mayores de 80 años. De entre los 135 participantes -89 mujeres y 46 hombres- los ramos a los más veteranos recayeron en Vicenta Bengoa, de 97 años, e Ignacio Garmendia, de 94.