El festival Ishotu se traslada del 'poli' al gaztetxe encendiendo la polémica

Glaukoma. La banda tolosarra tocará en el gaztetxe el viernes junto con Itziarren Semeak. / DV
Glaukoma. La banda tolosarra tocará en el gaztetxe el viernes junto con Itziarren Semeak. / DV

El viernes actúan Itziarren Semeak y Glaukoma y el sábado La Furia y Pikete Lerroa, con entradas a cinco euros en taquilla

KEPA OLIDEN ARRASATE.

El festival benéfico Ishotu en favor del estudio de grabación Shot! se celebrará finalmente en el gaztetxe y no en el polideportivo de Musakola como en un principio se había anunciado. El evento que este sábado 5 de enero iba a reunir en el 'poli' a los grupos Itziarren Semeak, La Furia, Soziedad Alkoholika, Glaukoma y Pikete Lerroa cambia de escenario y se desarrollará en dos jornadas consecutivas: mañana viernes 4 actuarán Itziarren Semeak y Glaukoma a las 22.30 horas, y el sábado 5 lo harán la rapera navarra La Furia y Pikete Lerroa, combo formado para la ocasión por el músico irundarra Fermín Muguruza y la banda arrasatearra Deskontrol. La cita, a la misma hora y ambos, con idéntico precio de entrada de 5 euros. Soziedad Alkoholika se cae del cartel «para racionalizar» las actuaciones, pero según la organización esta banda «mantiene su disposición a tocar en otro eventual», concierto benéfico en favor de Shot! que se pueda programar en el futuro.

Entradas en taquilla

La incertidumbre que a última hora había cernido la celebración de este gran evento musical se ha solventado con el traslado del mismo al gaztetxe. Pero esta mudanza ha conllevado la cancelación de las entradas ya vendidas para el frustrado festival del 'poli'. Y han sido centenares las entrada vendidas al precio de 15 euros bien a través de la plataforma on line Musikaze o bien en mano en los bares Irati, Taupa, DAT y Osorik.

El motivo de la cancelación de las entradas, explicaban desde la organización, obedece a la diferencia de aforo existente entre el 'poli', con capacidad para 1.800 espectadores, y el gaztetxe, con capacidad para 400. Al parecer, el número de entradas vendidas era superior al aforo máximo del gaztetxe, lo que hubiera ocasionado un grave problema de 'overbooking'. Por ello se decidió invalidar todas ellas y devolver el importe abonado. La devolución será automática para los que compraron las entradas on line a través de las plataforma Musikaze. Quienes compraron la entrada física podrán recuperar su dinero mañana viernes 4 y el sábado 5 en el gaztetxe de 17.00 a 20.00 horas (en caso de que alguien no pueda acercarse al gaztetxe, puede ponerse en contacto con la organización a través del correo electrónico ishotujaialdia@gmail.com para acordar cómo hacer el cobro).

Hora y media más tarde, esto es a las 21.30 horas, abrirán la taquilla del gaztetxe para la venta de las entradas a 5 euros para los conciertos del viernes y del sábado. Cada día se venderán exclusivamente las entradas para el cartel de esa jornada, de forma que no habrá posibilidad de adquirir con antelación la entrada para la actuación del sábado. Tampoco se pondrán a la venta entradas on line.

Trámites administrativos

La incertidumbre que ha rodeado a esta festival benéfico en favor del estudio de grabación Shot! se desataba el sábado pasado, a falta de siete días para el evento.

El sorpresivo anuncio de la suspensión del concierto programa en el 'poli' era atribuido por los organizadores a «trámites administrativos de última hora que desgraciadamente no está en nuestra mano solventar».

En el origen del problema que ha abocado a la suspensión del concierto del 'poli' estaría la tramitación del Plan de Autoprotección, una diligencia preceptiva para autorizar la celebración de eventos públicos con asistencia masiva. Se trata de un plan de emergencia que debe ser aprobado por el departamento de seguridad del Gobierno Vasco.

Por indicación del ayuntamiento, los organizadores del festival Ishotu contrataron los servicios de una empresa especializada en la redacción del correspondiente Plan de Autoprotección. Al parecer, una vez redactado y presentado el plan requerido, el ayuntamiento se demoró más de la cuenta en dar curso al mismo ante el Gobierno vasco, en una «evidente falta de diligencia», en opinión de los organizadores. «Esa tardanza nos dejó literalmente sin margen de tiempo para subsanar cualquier contingencia o corrección del plan que se pudiera producir, más aún en estas fechas navideñas en que mucha gente está de vacaciones». Y efectivamente, el plan contenía deficiencias a subsanar, pero ni la empresa redactora del plan ni la administración pública «respondieron como esperábamos ante la premura del caso».

En esa tesitura y para no ahondar en las pérdidas de un evento que corría el riesgo de no recibir la autorización pertinente, la organización decidió cancelar el evento.

La polvareda que este asunto ha levantado ha suscitado algunas críticas políticas en el seno del consistorio. Así, el grupo municipal de Baleike-Podemos anunciaba que exigirá al gobierno PNV-PSE «una explicación pública» para explicar la «gestión que el ayuntamiento ha realizado» en relación con el concierto suspendido en el polideportivo. El grupo municipal de Baleike resaltaba que la cancelación de este evento benéfico ha «ocasionado un perjuicio económico a sus organizadores». Y añadía que si de las aclaraciones ofrecidas por el gobierno municipal se desprende que el ayuntamiento tiene alguna responsabilidad en la cancelación del evento, «propondremos que el consistorio asuma al menos una parte de las pérdidas económicas ocasionadas» a la organización del festival Ishotu que no se podrán celebrar en el 'poli' tal y como estaba previsto.