Un documental evoca al 'Kamarada' Celestino Uriarte en 16 testimonios

Praga 1960. Celestino Uriarte, a la derecha, en un congreso del PCE./
Praga 1960. Celestino Uriarte, a la derecha, en un congreso del PCE.

Dado por muerto tras ser torturado por la policía franquista, una monja le salvó la vida, pero fue condenado a muerte y se fugó de la cárcel en 1950

KEPA OLIDEN ARRASATE.

Una coreografía de testimonios evoca la figura de Celestino Uriarte (Arrasate 1909-Madrid 1979) en un documental que lleva por título 'Kamarada' y que se estrenará el 10 de octubre (Kulturate, 19.00 horas), coincidiendo con el 84º aniversario de la fallida revolución social de octubre que él lideró en Arrasate, el 5 de octubre de 1934. «El estreno no se pudo programar para el mismo día 5 al coincidir con la fiestas de Maritxu Kajoi», explicaba Juan Ramón Garai, biógrafo de Uriarte y autor del libro 'Celestino Uriarte. Resistencia y Clandestinidad Comunista' (Txalaparta, 2008).

El audiovisual ha sido producido por la asociación memorialista Intxorta 1937 y la productora Lumiere de Txepe Lara, entre cuyos trabajos figura la película 'Aupa Etxebeste!'.

Con guion de Julia Monge y Julia Juániz, quien además ha dirigido el documental, durante hora y diez minutos desfilan por la pantalla los testimonios de 16 personas que relatan vivencias propias y del protagonista. A través de las mismas «nos adentramos en los sueños de hombres y mujeres que creyeron en la república social, reivindicaron la autodeterminación de las naciones y lucharon desde diferentes frentes contra el capitalismo».

Entre los entrevistados para el documental 'Kamarada' figuran cinco arrasatearras: Trini Ruiz de Alegria, Roberto Uriarte, Elías Olmedo, Josu Otadui y Juan Ramón Garai. El testimonio de Trini Ruiz de Alegria, decía Garai, «es el hilo conductor de documental». Hermana de dos camaradas de Uriarte muertos en combate durante la guerra de 1936, Celestino compartió encarcelamiento con un tercer hermano en Martutene en 1948. La familia Ruiz de Alegria mantuvo siempre una estrecha amistad con el líder revolucionario mondragonés.

El documental recoge los testimonios de otras 11 personas que tuvieron relación con Celestino. Entre ellos, los alemanes, Kart Goldstein y Fritz Tepich, antiguos miembros de las Brigadas Internacionales. El segundo combatió en Euskal Herria y, el primero, superviviente de Auschwitz, fue amigo de Celestino durante la época en que residió en la extinta República Democrática Alemana.

Asimismo, el documental incluye los testimonios de varios compañeros de Celestino en la clandestinidad del PCE, como Aquilino Gómez Fernández, Teresa Harina Salado, Celia Aparicio Zamarreño, Ramón Peña Azcue, Marcelo Usabiaga Jauregi y Mercedes Gómez Otero. Esta última, desengañada de su militancia comunista, alaba la generosidad de 'Víctor' -nombre de guerra de Uriarte- en la época en que perpetraban atentados contra falangistas. No faltan tampoco el testimonio de la compañera de Uriarte, Mercedes Sánchez Cruz López, o el del anarquista Manuel Campanario y el del nacionalista vasco Marcial Otegi Etxenike, con quien compartió celda en la cárcel.

El desaparecido grupo arrasatearra Gose interpreta en el documental el tema 'Amets gorria' dedicado a Uriarte y el bertsolari Jokin Labaien participa dedicándole unos bertsos. La voz en off es de Aner Narváez.

Si bien este proyecto contará con una ayuda del Ayuntamiento, Intxorta 1937 Kultur Elkartea ha puesto en marcha un crowdfunding para financiar el trabajo.

Se puede ver un tráiler del documental en la dirección https://youtu.be/tVC-aW4acHY. Quien desee contribuir económicamente al proyecto puede hacerlo en la cuenta ES46 3035 0001 57 0010105700. A partir de ingresos de 50 euros se enviará un libro o lote de libros, según la cantidad aportada.

Revolucionario

Celestino Uriarte estudió en las Escuelas de Viteri e inició su actividad político-sindicalista en la UGT. Su ideario marxista revolucionario le llevaría al PCE durante la guerra de 1936. Uriarte sobrevivió a la contienda pese a participar en batallas tan cruentas como la del Ebro. Consumada la derrota, emprendió camino al exilio en Francia. De allí se trasladaría a un cómodo exilio en Chile, que no tardaría en abandonar para incorporarse a la lucha clandestina durante el franquismo. Detenido en 1946, Uriarte pasó 43 días en comisaría sufriendo atroces torturas. Pero una patada que le propinó a uno de los torturadores le valió tal paliza que le dieron por muerto. Una monja arrasatearra le reconoció, y al ver que se movía, le cuidó y le curó. Después vendrían años de cárcel, consejos de guerra y penas de muerte de las que escapó fugándose de Martutene en 1950 y huyendo a Europa del Este.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos