Cuatro ascensores para Erguin

Tramo 1. El primer ascensor subirá de Uribarri a Uriburu y tendrá dos paradas. La segunda a la misma cota del segundo ascensor. /  DV
Tramo 1. El primer ascensor subirá de Uribarri a Uriburu y tendrá dos paradas. La segunda a la misma cota del segundo ascensor. / DV

Un sistema de cuatro elevadores resolverá la movilidad en este empinado barrio |

KEPA OLIDEN

Un sistema de ascensores públicos compuesto de cuatro elevadores independientes solucionará los problemas de movilidad en el empinado barrio de Erguin. Esta populosa y envejecida comunidad recibirá como agua de mayo este proyecto que ahorrará fastidiosas pendientes y escaleras a sus más de dos mil vecinos. La alcaldesa María Ubarretxena recordó ayer que los presupuestos municipales de 2019 consignan una partida de 1,2 millones de euros «para financiar los dos primeros tramos del ascensor», los que corresponden a Uribarri-Uriburu y Uriburu-Erguin.

Si se cumplen los plazos previstos, y si el nuevo ayuntamiento surgido de las elecciones de mayo lo tiene a bien, las obras de construcción de estos dos primeros tramos podrían comenzar a finales de este mismo año. Para un próximo futuro quedaría la adjudicación de los dos últimos tramos correspondientes a Erguin-Udalpe y Udalpe-Anboto. En total, una inversión que superará los dos millones de euros, aseguraba la regidora.

El sistema de ascensores de Erguin, cuyo proyecto ultima la ingeniería donostiarra Asmatu, tendrá su punto de partida en la avenida Uribarri, aproximadamente a la altura de Iturripe. Desde ahí partirá un elevador que salvará la actual rampa -que se suprimirá- y que tendrá dos paradas: la primera en la cota baja de la calle Uriburu, y la segunda en la cota más alta de la misma calle, exactamente a la altura en que se situará el acceso al segundo elevador. Este se construirá donde actualmente se hallan las escaleras de acceso a la calle Erguin. Estas escaleras será demolidas y en su base se acondicionará una plazuela para dar amplitud al nuevo espacio. El ascensor que reemplazará a las escaleras tendrá una primera parada a la altura de los portales bajos a ambas manos antes de desembocar en la curva de la calle Erguin.

Sobrevolando Elizalde

El tercer ascensor del sistema, el que enlaza la calle Erguin con Udalpe, es el tramo que mayor dificultad técnica entraña. La solución adoptada por Asmatu, con el beneplácito del ayuntamiento, consiste en un elevador con la primera parada en la peatonal calle Elizalde y la segunda a la altura de la calle Udalpe, a la que se accederá a través de una pasarela que sobrevolará la calle Elizalde. Para posibilitar esta solución aérea y dar suficiente gálibo a la pasarela suspendida sobre la calle Elizalde, la plazoleta de la calle Udalpe -donde

saldrá el ascensor- verá su cota elevada en muchos centímetros.

El cuarto y último tramo del ascensor, de la calle Udalpe a la de Anboto, se construirá en la parte derecha de la doble escalera existente. Esta quedará reducida a la mitad de su tamaño actual para acomodar la caja del elevador al lado de la fachada lateral si ventanas de un bloque.