La creación de un código ético «no debe encubrir la mala gestión política» del PNV

ARRASATE.

«Que el PNV, a raíz de las críticas efectuadas por parte de la oposición en materia de lucha contra las violencias machistas, proponga la creación de un código ético no debe encubrir ni esconder la mala gestión política llevaba a cabo», ha denunciado el grupo municipal de Baleike-Podemos. Esta formación se refería así a la controversia política suscitada por el caso de un edil socialista, miembro del gobierno local, que se ha visto envuelto en un caso de violencia doméstica.

La oposición ha acusado al presidente del departamento de Igualdad, Ander Garay (PNV), de «silenciar y ocultar» este caso al eludir activación del protocolo contra las violencias machistas y convocar la comisión extraordinaria correspondiente. Por lo tanto, la «mala gestión política y el trato de privilegio ofrecido en este caso concreto, son evidentes», a juicio de Baleike. Recordaron asimismo que el presidente del área de Igualdad «no reaccionó de ninguna manera hasta que mes y medio después del hecho, los grupos de la oposición enviamos una petición a la alcaldesa. Curiosamente la respuesta de la alcaldesa fue que se delegaba la responsabilidad en el presidente del departamento de Igualdad.

Baleike remarcó que la violencia machista es un «problema social y político de primer orden y que un código ético que abarque el correcto comportamiento de los cargos públicos no puede tapar la mala gestión política realizada ni el trato de privilegio que se ha tenido cuando un caso ha implicado a un cargo público y parte del gobierno municipal». Esta formación no se opone a que se trabaje el código ético, pero afirmaba que «de nada sirve si luego el gobierno no pone en marcha los protocolos contra las violencias machistas».

Según Baleike, en 2017 se registraron 47 denuncias por violencia machista en Arrasate. «Ninguna de estas denuncias se ha demostrado falsa». Mientras tanto, «sabemos de al menos una ocasión en el que el gobierno, conscientemente e implicando a un miembro del gobierno, no ha activado las medidas habituales».

Ante esta situación, este año, a diferencia de otros años, Baleike se negaba a acordar una declaración institucional con ocasión del 25 de Noviembre con los partidos en el gobierno (PNV-PSE) ya que «consideramos que el presidente del departamento de Igualdad ha perdido toda legitimidad y credibilidad».

 

Fotos

Vídeos