El consistorio «debe prohibirse a sí mismo las obras que no permite a los vecinos»

Arrasate Aurrera! plantea instaurar la figurar del defensor del ciudadano frente a estos abusos

ARRASATE.

La candidatura ciudadana independiente Arrasate Aurrera! se ha juramentado contra los «excesos» de la administración local y en su programa propone que el ayuntamiento se prohiba a sí mismo lo que no permite a los ciudadanos. Y cita como ejemplo que el consistorio exigió en su día a unos ciudadanos que pretendían montar un café teatro en Aprendices que «tendría que derribar el edificio y construir uno nuevo a más de 5 metros del río. Y ahora el propio ayuntamiento reconstruye Aprendices sin respetar esa norma».

El programa electoral del Arrasate Aurrera! contiene un profuso epígrafe de 'ética y trato al ciudadano' donde da fe de que el ayuntamiento, al ser requerido por el Ararteko para revisar expedientes abusivos contra particulares, «no ha hecho el menor caso, independientemente del color de político del gobierno municipal (ANV, PNV, EH Bildu)».

A fin de erradicar estos «maltratos institucionales, abusos, interpretaciones torticeras de la normativa, manipulación de expedientes...» esta candidatura propone toda una batería de medidas, entre ellas instaurar la figura del Personero del Común «para defender los intereses del ciudadano de a pie cuando se detecte que el ayuntamiento se está excediendo».

El derecho del ciudadano «a ser debidamente informado, con un lenguaje inteligible, de cualquier actuación municipal que le afecte», encabeza el apartado de 'información' que abre el programa de Arrasate Aurrera!.

En materia de urbanismo apuesta por un enfoque dirigido a los espacios de comunicación y socialización: incrementar aparcamientos subterráneos así como plazas y zonas peatonales, mejorar la accesibilidad, tener en cuenta la perspectiva de género, de personas con problemas de movilidad, mejorar los accesos de los barrios altos... Asimismo propugnan revisar y modificar el PER del Casco Histórico y poner freno a su «galopante degradación» con propuestas para edificios vacíos, facilidades para construir viviendas, atraer nuevas actividades ... al objeto de que «mantenga la centralidad y la vocación comercial y relacional que históricamente ha tenido».

Arrasate Aurrera! defiende todas las fórmulas de participación más allá de la votación, pero propone la constitución y realización de «asambleas por distritos electorales». Para ello se informará a los vecinos de cada distrito de cuánto ha recaudado el ayuntamiento en cada uno de ellos en concepto de IBI y en impuesto de circulación. Teniendo en cuenta el presupuesto los vecinos podrán valorar lo que se puede realizar en el distrito y las sugerencias se tendrán en cuenta.